Opinión

Nacho Mier, el destape

Carlos Figueroa Ibarra

El evento del sábado fue una demostración de fuerza a favor de Nacho Mier y en contra del gobernador

La semana pasada fui invitado informalmente por un integrante de la bancada local de Morena al Cuarto Informe legislativo de Ignacio Mier Velazco. Decidí aceptar la invitación porque estaba interesado en el balance legislativo que haría el coordinador de la bancada de diputados federales de Morena. También porque como todo el mundo, sabía que ese informe tenía un propósito más importante, el de develar las intenciones de Nacho Mier de ser el candidato de Morena a la gubernatura de Puebla en 2024. Así las cosas, quería observar de primera mano el evento, sus asistentes más importantes, sus posicionamientos y toda la parafernalia que acompaña a un destape.

No pude asistir. Pese a que salí con tiempo de mi casa para poder alcanzar un lugar, el acceso a la Recta a Cholula desde el Periférico tuvo un enorme embotellamiento. Cuando busqué otro acceso, el GPS me llevó a la Ex Hacienda de Cholula como imprecisamente decía el cartel de anuncio del evento, mientras se estaba realizando en un lugar denominado Cholula Center. Cuando finalmente me encaminé a ese lugar, fue difícil llegar e imposible entrar. Largas filas de vehículos se encontraban estacionadas en la lateral de la recta, decenas de camiones evidenciaban el traslado masivo de personas al evento y el gran estacionamiento del local estaba absolutamente abarrotado. Miles de personas estaban ya en el lugar o pugnaban por entrar.

Así que serenamente asumí que los astros se habían confabulado para que no asistiera al evento y con alegría regresé a mi casa para realizar mis sabatinas actividades familiares. El espectáculo me recordó a los grandes eventos priistas propios de la llamada cargada. Y corroboré que cada vez más, Morena se parece al dinosaurio en extinción. Pude enterarme por redes, noticieros y periódicos que el evento fue una demostración de músculo, no solamente por la masiva asistencia sino por los notables que asistieron.

Estuvieron Mario Delgado por supuesto, Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados, César Yáñez reciclado subsecretario de Gobernación, senadores y diputados entre ellos Gerardo Fernández Noroña y Yeidckol Polevnsky, Araceli Celestino Rosas (de la imputada familia caciquil de Coyomeapan), también su acérrima adversaria Inés Parra, los gobernadores de Morelos, Michoacán, San Luis Potosí, Sinaloa y el exgobernador Manuel Velasco.

Allí estuvieron también el ex rector neoliberal de la BUAP y socio de Nacho, Enrique Doger y el hijo del propio Nacho, Ignacio Mier Bañuelos, a quien recuerdo por sus discursos apologéticos a Moreno Valle siendo diputado local. Se hicieron presentes a través de saludos en videos Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López Hernández. También estuvieron buena parte de los barbosistas que han sido defenestrados del actual gobierno de la entidad.

No hay que ser avezado analista para advertir que el evento también fue un vigoroso mensaje al gobernador Luis Miguel Barbosa. Detrás de Ignacio Mier Velazco se encuentra apoyándolo el gobierno federal. El secretario de Gobernación, López Hernández ha dado muestras reiteradas de este propósito. El retorno de Francisco Ramos y Rodrigo Abdala a Puebla forma parte de toda esa acumulación de fuerzas que pretende aplastar la resistencia del gobernador.

No la tiene fácil el gobernador Barbosa. Los antecedentes indican que las veces que un gobernador de Puebla se ha rebelado contra los planes presidenciales para la gubernatura en Puebla, las cosas han salido mal. Por otra parte, no tiene el gobernador un precandidato fuerte que oponerle al ungido quien además es cercano a Manuel Bartlett, político de gran aprecio para Andrés Manuel. Me ha llamado mucho la atención que la otra pieza fuerte para la sucesión de 2024 en Puebla, Alejandro Armenta Mier, haya declarado que la opinión del gobernador Barbosa debe ser tomada muy en cuenta para la designación del candidato/a de Morena a la gubernatura.

¿Ante la ausencia de adversarios fuertes para Ignacio Mier se estaría pensando en su primo Alejandro? Tiene el inconveniente Armenta Mier de ser o haber sido sumamente cercano al hoy casi defenestrado Ricardo Monreal. Vueltas que da la vida, en 2019 por sus ambiciones Armenta con el auspicio de Monreal, hizo todo lo posible por reventar la segunda campaña de Luis Miguel Barbosa. Hasta le apostó a su eventual muerte por la diabetes que padece. Fiel a su estilo, Monreal estiró la cuerda hasta que finalmente presidió un armisticio entre Barbosa y Armenta.

En política, lo común son las reconfiguraciones. En 2019, ante las estentóreas exigencias de Armenta, Barbosa apoyó la presencia en el gabinete de Pacheco Pulido de Fernando Manzanilla y Paco Ramos. Después cambiaron las cosas y hoy ambos, o al menos el último, podrían ser parte del arsenal que se está enfilando contra Casa Aguayo.

En suma, en el magno evento del sábado pasado, lo menos importante fue el informe legislativo de Ignacio Mier Velazco. Fue una demostración de fuerza a favor de Nacho Mier y en contra de Luis Miguel Barbosa. Horas después en su programa diario, Gerardo Fernández Noroña contó que al gobernador le molestó muchísimo su presencia y discurso en el acto. Dice Noroña que lamentará no volver a comer los mejores chiles en nogada de Puebla, los que hace mi muy estimada doña Rosario Orozco. Anécdota que revela que el mensaje del evento en Cholula fue claro y llegó directo.

e-consulta
Carlos Figueroa Ibarra
Ciudad de Puebla, Mex.
Martes 30 de agosto de 2022.

Sociólogo, profesor investigador BUAP, especializado en sociología de la violencia y política. Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Integrante del Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

Comment here