Enrique Aguirre

Enrique Aguirre


Hasta el momento no se han confirmado las causas de la muerte de la modelo, también conductora de TV Azteca Aguascalientes, aunque en redes sociales cobró fuerza la versión del suicidio.

La Organización Miss México informó que Ximena Hita, ganadora del certamen Miss Aguascalientes 2019 y representante de su entidad en el concurso Miss México 2020, falleció este viernes.

Hasta el momento no se han confirmado las causas de la muerte de la modelo, también conductora de TV Azteca Aguascalientes, pero en redes sociales cobró fuerza la versión del suicidio.

La paramédica de profesión y estudiante de la licenciatura en Enfermería fue encontrada sin vida en su departamento, en el fraccionamiento Residencial Del Parque.

La Organización Miss México dio a conocer la noticia en su cuenta de Facebook: “Miss México de luto. Estimada familia Miss México: No existe una manera correcta de comunicar noticias tan desafortunadas como esta; nos llena de dolor y tristeza la confirmación del fallecimiento de Ximena Hita, Miss Aguascalientes, a quien conocimos, apreciábamos y admirábamos; quien por siempre permanecerá en nuestros recuerdos”.

En redes sociales lamentaron la muerte de la modelo de 21 años y dieron por hecho que la mujer se quitó la vida.

El 10 de enero de 2020, Ximena fue coronada Miss Aguascalientes y participó en el concurso Miss México.

Proceso
Rosalía Vergara
Ciudad de México
Viernes 1 de enero de 2021.


Se publica una biografía actualizada de Keith Jarrett, uno de los músicos más excepcionales del siglo XX.

Trance. Desborde. Genio torrencial. Fascinación. Todo eso se puede decir tanto de Keith Jarrett, como de los sentimientos que provoca su obra. El pianista más obsesionado con el silencio (los que asistieron al Teatro Colón en 2011 aún recuerdan el cristalino límite entre atención y tensión, frente a un artista al que uno ya le daba miedo no sólo toser sino casi respirar) también es uno de los más respetuosos de sus seguidores.

Un renegado de la palabra explicativa y ordenadora, que entiende que el genio le pertenece también a su público, como una ‘’obra abierta’’ musical. O, como cita este libro a Emily Dickinson: ‘’El enigma que acertamos a resolver, lo desechamos rápidamente’’.

La incógnita Jarrett, uno de los músicos más asombrosos de los últimos 50 años, desertor de la comunicación verbal, ahora tiene quien la (d)escriba. No es que éste libro invalide el de Ian Carr de 1991; Keith Jarrett, una biografía, de Wolfgang Sandner, es de 2015 –aportando mucho sobre toda su obra desde entonces– y examina al artista de una manera muy original.

Sandner señala la mentira piadosa de Louis Armstrong de falsificar su propia fecha de nacimiento, como del 4 de julio de 1900 (había nacido en 1901), para adjudicarse una efeméride en sintonía con la Independencia de EE.UU. y con el nacimiento del XX, el siglo del jazz. Jarrett ni siquiera debió mitificar su fecha de nacimiento.

El pianista nació el 8 de mayo de 1945, el Día de la Victoria, fecha en la que los aliados aceptaron la rendición incondicional de la Alemania nazi. La hora cero global. Bisagra euroamericana como nunca habría en la historia de EE. UU., y su penetración cultural en el viejo continente.

¿Qué otro artista se manejaría como pez en al agua en ambos continentes, liderando al mismo tiempo un cuarteto americano (con Charlie Haden, Dewey Redman y Paul Motian) y otro europeo (junto a Jan Garbarek, Palle Danielsson y Jon Christensen), perteneciendo en paralelo a un sello de experimentación comercial estadounidense como Impulse! (con la rúbrica de John Coltrane) y al mismo tiempo a uno de vanguardia alemán (ECM).

Un artista que puede quedarse minutos sentados frente al piano (Jarrett siempre declara que nunca sabe lo que tocará) hasta que alguien de entre el público le grita una nota y así comienza su periplo musical infinito.

Su obra de más de 100 discos va de la abstracción, al azar, el estudio de los standards del Great American Songbook (canciones comerciales, de musicales y películas, que su trío elevó al rango nobiliario de arte con mayúsculas), los discos de piano solo improvisados y las obras de Bach, Mozart o Barber junto a gran orquesta.

Duchamp y Gershwin en una misma intención, en un artista tan americano cuyas largas improvisaciones son como el rollo continuo de Jack Kerouac, que atesora sus grabaciones para editarlas, a lo Salinger, hasta 30 años después. Un amante del mutismo que elige un dibujo del grafómano Franz Kafka para ilustrar la tapa de un disco (la inmejorable portada de Standards Live).

En la interrogación por el desarrollo de su genio, Sandner también es igual de anfibio y plural. Relata su vida, cronológicamente, desde la crisálida de su virtuosismo, cuando da sus conciertos formales a los 7 años, para luego integrar (nunca por mucho tiempo) las escuderías de Art Blakey, Charles Lloyd y Miles Davis, en sus primeros pasos. Pero el autor puede saltearse episodios enteros de su vida o dar cátedra de apreciación de arte.

Como cronista tiene momentos brillantes: Jarrett y su productor Manfred Eicher (relación que equipara a la de Picasso con su marchand Kahnweiler) yendo en un Renault 4, mal cenado y de pésimo humor, a la ciudad alemana donde grabaría su disco más famoso y el álbum de piano solo más vendido de la historia de la música: Köln Concert. Por suerte no devela el enigma y la lectura nos deja en trance.

Keith Jarrett. Una biografía, W. Sandner. Libros del Kultrum, 320 págs. (10/12/2020)
 
Clarín
Revista Ñ
Literatura
Buenos Aires
Nicolás Pichersky
Viernes 1 de enero de 2021.


• Mediante fotogrametría obtienen medidas de los sitios arqueológicos

• En caso de deterioro o destrucción se utilizan esos datos para recuperar el esplendor del lugar: Víctor Godoy Aguirre, del IIE

• También registran pinturas prehispánicas y rupestres

El proyecto Medición Científica de la Arquitectura (Mecate), del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) de la UNAM, obtiene información precisa de las antiguas construcciones prehispánicas, con el fin de estudiar su arquitectura y el proceso creativo de sus constructores.

Este trabajo, que dio comienzo hace más de una década, permite efectuar representaciones en maquetas virtuales tridimensionales y visualizaciones en realidad virtual de las edificaciones prehispánicas; y, sobre todo, tener un registro exacto del patrimonio histórico del país; de esta manera, contribuir a su preservación.

Víctor Hugo Godoy Aguirre, integrante del proyecto, explicó que las herramientas empleadas en esta importante labor evolucionan junto con los desarrollos tecnológicos, y hoy se cuenta con fotogrametría digital terrestre y aérea.

El diseñador gráfico señaló que el equipo –conformado también por Geneviève Lucet, diplomada en Francia y doctora por la Facultad de Arquitectura de esta casa de estudios, y por la arquitecta egresada de la misma entidad, Iraís Hernández Ortiz– trabajó en sitios arqueológicos de México.

Entre ellos: Bonampak, Cacaxtla, Cempoala, Las Higueras, Suchilquitongo, Tamuin, Teotihuacan, Tlatelolco, Xochicalco, Chichén Itzá, y la Ba’cuana, donde se localiza pintura rupestre.

El universitario detalló que cada sitio se mide con diferentes métodos, aunque el principal es la fotogrametría, técnica que permite hacer una reconstrucción a partir de imágenes aéreas y de éstas obtener información bidimensional y tridimensional.

Para ello se utilizan drones y GPS especializados. “Se triangulan todos esos datos y se reduce al mínimo el margen de error de las medidas que se obtienen”.

Con las diferentes metodologías, expuso, se obtiene un conjunto de fotografías y medidas; a partir de ellas se hace una correlación y se consigue información bidimensional.

Y agregó: “En una cámara fotográfica, de acuerdo con el objetivo o lente que se emplea, se genera una distorsión visual. En este caso, con el uso de fotogrametría, no hay alteración alguna; las medidas son semejantes a la realidad, mucho más exactas”. Aún más: esa información se correlaciona también con la estación total y de GPS para brindar mayor exactitud.

Una vez con las mediciones, las expertas en arquitectura analizan las diferentes etapas constructivas y los métodos utilizados, los cuales pueden variar en cada lugar o de acuerdo con la época en que se edificaron.

De ese modo se producen los planos de la distribución exacta de cada zona arqueológica, a partir de los cuales el grupo hace el estudio arquitectónico y define a qué periodo corresponde cada parte o resto de la construcción que se estudia.

Godoy Aguirre comentó que entender un sitio arqueológico es complejo, porque hay que hacerlo a partir de vestigios. Por ejemplo, “vemos sólo la parte que corresponde a la estructura de piedra, cuando en realidad los edificios dedicados a las deidades o a la habitación de gobernantes estaban estucados de blanco u otras tonalidades”.

Esa información permite también crear maquetas virtuales o aplicaciones para difusión entre el público en general, en museos, por ejemplo; otra sirve para ilustrar publicaciones que se dirigen a grupos de investigación o especialistas.

Al respecto, el universitario dijo que Mecate, en el que se usa la tecnología más moderna, apoya otros proyectos del IIE, como Pintura Mural Prehispánica, a cargo de María Teresa Uriarte. “Este tipo de referencias y métodos no sólo se utilizan para construcciones, sino para el registro de pintura como la que aún existe en Cacaxtla, Bonampak, Teotihuacan y otros sitios”.

Godoy Aguirre expuso los avances que ha tenido el proyecto a lo largo del tiempo, pues antes del uso de técnicas modernas -cuando Mecate estaba adscrito a la actual Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación y se creó Ixtli, la primera sala de realidad virtual de la UNAM, en 2003-, se usaba cinta métrica para las mediciones. Posteriormente se integró la llamada “estación total”, donde se obtenían con láser y luz infrarroja.

Otra de las situaciones que resolvieron fue la referente a los drones, ya que había pocos tipos comerciales y carecían de cámara, por lo que “tuvimos que integrarles una y hacer el desarrollo de un disparador a control remoto para tomar imagen cada dos segundos, y construir así la retícula del sitio arqueológico. Fue complejo configurar todos estos sistemas que en su momento no estaban tan desarrollados”.

Tampoco el software estaba tan avanzado; era más sencillo y generaron nuevas metodologías que permitieran integrar toda la información y obtener un resultado de la medición.

Registro exitoso

Mecate contribuye a la preservación del patrimonio histórico de México, así queda demostrado. “Hemos trabajado en el sitio arqueológico de Tlatelolco, que también está a cargo de la UNAM, donde desarrollamos una mesa multitouch y una maqueta virtual, que mostraba las diferentes etapas constructivas de la antigua ciudad. Pero también hemos hecho aplicaciones para dispositivos móviles”, abundó Godoy Aguirre.

Otro ejemplo es Cacaxtla; “el sitio se ubica en un montículo que, aunque está cubierto por una estructura de lámina, se ve afectado por el viento. Ahí se ubica el Mural de la Batalla. Si hacemos una comparación entre las fotos actuales y las que tomamos hace 10 años vemos que, a pesar de los esfuerzos de preservación y restauración, ha perdido color”.

El experto dijo que quizá el inexorable paso del tiempo continúe con el daño a esa y otras pinturas murales. Sin embargo, en caso de que ocurriera, con la documentación que elaboraron sería más fácil recuperar su antiguo esplendor y conservar ese patrimonio que forma parte de la memoria histórica de México.

Un caso más es el de Ba’cuana, en Oaxaca, un lugar zapoteca muy complejo donde se registra pintura rupestre y que, para ser fotografiado, requiere en muchas ocasiones “tirarse al piso”, por la altura a la que se encuentra y desde donde puede ser apreciada.

A partir de filtros pudieron ayudar a distinguir más el trazo de esa pintura en piedra. También cuentan con las imágenes del lugar antes de ser vandalizado, hace unos años.

“No hay vigilancia y lo grafitearon; está dañado y no hay manera de volverlo a las condiciones en las que estaba. Pero sí se cuenta con la información que permita la mejor restauración posible” destacó el especialista.

Víctor Hugo Godoy aclaró que estos métodos se pueden emplear en otro tipo de edificios, posteriores a la época prehispánica, como los coloniales. “Pudieron haber sido muy útiles luego de los sismos de 2017, cuando se vinieron abajo muchos templos, en Oaxaca y Morelos”, ejemplificó.

Otros de los trabajos que llevaron a cabo es el registro fotogramétrico aéreo de Xochicalco. Después del terremoto el lugar cerró durante meses por los daños que sufrió el 19 de septiembre.

Relata que una de sus estructuras, con pintura mural, tiene un techo que se está venciendo, y existe el riesgo de que se venga a abajo. Si eso ocurre, la información con la que cuentan será fundamental para recuperar ese tesoro histórico.

Hasta antes de que se aplazaran las actividades por la pandemia, el equipo de Mecate trabajaba en Chichen Itzá, Mitla y, sobre todo, en Atzompa, Oaxaca. Los datos obtenidos con las mediciones de una parte del sitio se procesan.

Al concluir, Víctor Hugo Godoy asegura que, al igual que la Universidad Nacional, Mecate no detiene sus quehaceres; sólo pasó del trabajo de campo al de análisis.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 31 de diciembre de 2020.


Jorge Zepeda Patterson

En 2020 el desconocimiento sobre los alcances del bicho, el pánico de la opinión pública y el oportunismo de los políticos condujeron a decisiones y actitudes más cuestionables que admirables


Alguien ha señalado, con cierta razón, que si la covid-19 no hubiera surgido en China, país con un régimen y una cultura propicios para la imposición de una disciplina férrea para combatir exitosamente la epidemia, los políticos occidentales no se habrían sentido obligados a decretar la clausura casi total de sus economías. En los escenarios contemplados en planes de contingencia de gobiernos y organizaciones internacionales previos a la covid-19, la respuesta a una pandemia frente a un virus repentino se centraba en el aislamiento de brotes de contagio y la protección puntual de los grupos vulnerables. En estos planes de emergencia no se consideraba la radical parálisis productiva que se adoptó y condujo a la depresión económica autoinfligida. Una medicina considerablemente más dañina que la enfermedad misma. Pero los políticos suelen actuar no tanto en función de las necesidades, y mucho menos en las de mediano y largo plazo, sino de los niveles de popularidad inmediatos que determinan su supervivencia. Los mandatarios de Europa asumieron que la opinión pública de sus países los acribillaría si no actuaban con la misma prestancia y producían los mismos efectos que su contraparte asiática.

En buena medida estaban equivocados. La prueba es que ante esta segunda ola de pandemias, que es tanto o más severa que la anterior, los gobiernos ya no se atreven a decretar el confinamiento absoluto como lo hicieron en la primavera. A estas alturas la gente tiene más miedo a la miseria y a los apremios económicos que al peligro de una enfermedad que, después de todo, termina por afectar a sectores sociales específicos pero escasamente a los grupos mayoritarios (la tasa de mortalidad generada por la covid en la población entre 18 y 35 años, por ejemplo, no es mayor a la que provoca el uso del automóvil o las drogas).

Tampoco habría que cargarle la mano a los políticos; son lo que son, reflejo de las limitaciones, esperanzas y autoengaños que los seres humanos ponemos en marcha para plantarle cara a la vida cotidiana. Y tampoco es que la humanidad sea un instrumento ciego de los “pérfidos” políticos; hombres y mujeres de a pie somos autosuficientes para dedicarnos a la implacable tarea de dañar a sabiendas nuestro propio cuerpo y mente, por no hablar del planeta en que vivimos.

El surgimiento de un nuevo germen mortífero parecería una circunstancia anómala y extraordinaria en nuestras vidas, pero no deja de ser un hecho recurrente en la historia de la humanidad. Las epidemias han sido una compañía constante a lo largo de los siglos, y muchas de ellas han sido más mortíferas que la actual. Lo que sí fue absolutamente extraordinario es la respuesta, estridente y neurótica con la que enfrentamos la crisis de salud y terminamos expandiéndola y convirtiéndola en una crisis generalizada.

En lo material tardaremos algunos años en recuperar el nivel de producción y el nivel de vida que, mal que bien, teníamos en 2019. Pero de alguna manera lo material se subsana y a la postre quizá eso sea lo menos relevante, al menos para el conjunto de la sociedad (aun cuando algunos de sus miembros, sectores específicos y regiones quizá nunca más se recuperen del todo). Sin embargo las secuelas emocionales, espirituales y culturales serán mucho más trascendentes aun cuando puedan parecer intangibles. Solo podemos imaginar, por ejemplo, el efecto que un año de aislamiento puede provocar en una generación de infantes privados de la socialización y la convivencia que les ofrece la escuela o el juego con otros niños. O el terror inducido por parte de los padres en tantos menores de edad para evitar el riesgo de un contagio incluso entre familiares. ¿Cuánto tiempo tardaremos para volver a saludarnos, abrazarnos o besarnos como en el pasado? O quizá simplemente eso haya cambiado para siempre, a juzgar por la mirada crítica con la que vemos series y películas en las que quisiéramos decirle a los protagonistas: “Estás demasiado cerca, mantén tu sana distancia”.

Muchas de las actitudes y hábitos desarrollados durante el confinamiento se han convertido en una segunda naturaleza y probablemente se quedarán en el ambiente aun cuando en una versión menos radical. El consumo en línea, algunas modalidades de trabajo en casa, la aversión al transporte público masivo (los niveles de tráfico postpandémico en algunas ciudades aumentaron como resultado de la búsqueda de opciones de movilidad privada). Y las relaciones comerciales internacionales o la industria de la salud experimentarán cambios inevitablemente.

Los psicólogos suelen decir que las crisis son oportunidades para crecer, sacudidas para abandonar patrones de conducta dañinos, partos para volver a nacer. Pero una crisis mal llevada puede hundir a su víctima y las decisiones mal tomadas en momentos críticos pueden tener impactos nocivos duraderos. Las crisis pueden sacar lo mejor, pero también lo peor de los individuos o de las sociedades. Hasta ahora el balance de la pandemia y su secuela no arrojan un resultado particularmente favorable de la respuesta de gobiernos, sociedades e individuos. Hay más mezquindades y egoísmos a la vista que solidaridades o búsqueda del bien común, a pesar del heroísmo evidente del personal de salud o los esfuerzos mundiales para conseguir una vacuna en tiempo récord.

En 2020 el desconocimiento sobre los alcances del bicho, el pánico de la opinión pública, el oportunismo de los políticos condujo a decisiones y actitudes más cuestionables que admirables. 2021, año de la recuperación, será una prueba. Ojalá lo hagamos mejor.

El País
Ciudad de México
Jorge Zepeda Patterson
Jueves 31 de diciembre 2020.


Desde Sídney hasta Nueva York, se mantuvieron las celebraciones, pero en plazas vacías, entre toques de queda, despliegues policiales y restricciones

Como un homenaje obligado a los 1,8 millones de muertos que ha dejado la primera pandemia global en un siglo, se mantuvieron las tradiciones para despedir este funesto 2020, pero en escenarios vacíos, casi desoladores. 2021 fue asomando desde las islas del Pacífico hasta América, dejando tras de sí un rastro de esperanza, pero también de soledad. Los fuegos artificiales en el puerto de Sídney, una de las primeras imágenes con las que arranca el año, tuvieron lugar esta vez sin público, solo duraron siete minutos y prácticamente los únicos que se encontraban en las calles eran policías. Fue un presagio de lo que ocurrió en el resto del mundo: plazas cerradas, patrullas de las fuerzas de seguridad, toques de queda, conciertos sin público, fiestas familiares por Zoom.

Italia se encontraba bajo un severo toque de queda, al igual que Francia, donde el Gobierno había desplegado 100.000 policías para que todo el mundo se quedase en su casa a partir de las ocho de la noche. En Alemania los fuegos artificiales que millones de ciudadanos lanzan cada año desde las calles en una bacanal de ruido y pólvora fueron prohibidos (una medida que todas las mascotas de este país agradecieron sin duda). La actriz Isabella Rossellini puso una foto en su cuenta de la red social Instagram que resume el sentir de millones de personas en todo el mundo tras un año desolador: un gran cartel en una calle italiana con una estrella y las tradicionales luces navideñas en el que se puede leer, “2020 vaffanculo”, “2020 vete a la mierda”.

Una de las personalidades que han marcado este año por su sinceridad y por sus conocimientos científicos, por la manera directa y sin rodeos con que se dirigió a los ciudadanos, lanzó un mensaje parecido, aunque en un tono mucho más solemne. En su alocución de fin de año, la canciller alemana Angela Merkel expresó: “Nunca antes, pese a la incertidumbre, habíamos tenido tantas ganas de empezar un nuevo año”. “No debemos olvidar como sociedad a todos los que han perdido a un ser querido sin poder estar cerca de ellos en sus últimas horas”, agregó. “Desde hace unos días, la esperanza ya tiene un rostro”, dijo al referirse a la campaña de vacunación.

En los preparativos del año nuevo, todo era normal y a la vez todo era diferente. En los alrededores de la Puerta del Sol de Madrid, los operarios terminaban a media tarde de montar un escenario y preparaban la proyección de una bandera de España gigante sobre la sede de la Comunidad de Madrid, que pudo verse en todos los canales de televisión que conectaron en directo con el centro de Madrid. Los últimos consumidores se daban prisa en terminar sus compras en los únicos grandes almacenes abiertos. Salvo por la ausencia absoluta de turistas, hasta ese momento podría ser un año viejo normal. Pero esta vez, la plaza no se llenó más que de silencio, nadie escuchó en directo las 12 campanadas, ni el concierto, de una sola canción, que dio Nacho Cano poco tiempo antes de la Nochevieja en homenaje a las víctimas de la pandemia. Según cifras oficiales (las reales son más altas), 50.837 personas han perdido la vida durante la pandemia y casi dos millones han enfermado.

En China se mantuvieron algunas celebraciones, sobre todo en Wuhan, donde hace un año saltaban los primeros casos sin que el mundo imaginase la que se venía encima. Japón, en cambio, había decidido cancelar sus dos tradiciones más sólidas de año nuevo: la visita masiva a los templos para entregar los amuletos antiguos y comprar los nuevos y, sobre todo, el saludo desde el balcón del Palacio Imperial de la familia real, una de las pocas ocasiones en las que se muestra en público. Cada 2 de enero, esta ceremonia congrega a miles de personas, que esperan durante horas para ver durante unos minutos a los emperadores.

Times Square, la plaza de Nueva York símbolo del año Nuevo en Estados Unidos, se preparaba para una nochevieja diferente y solitaria. Como señalaba The New York Times en un titular, “este año Times Square estará lleno de esperanza, pero no de gente”. Solo podrán asistir a la famosa caída de la bola tras una cuenta atrás unos pocos cientos de personas, con invitación, distancia social y mascarillas. En su mayoría serán trabajadores esenciales y profesionales sanitarios, que estuvieron en primera línea durante la pandemia. Como incidía el diario neoyorquino, su objetivo es comprobar que, efectivamente, 2020 se va de una vez.

“Vaya año del infierno que hemos pasado”, señaló Gladys Berejiklian, presidenta del Estado de Nueva Gales del Sur, que incluye Sídney. Citada por la agencia Reuters, agregó: “Esperemos que 2021 sea un poco más fácil”. Sin embargo, pese a que ya han empezado las vacunaciones en muchos países, España entre ellos, nadie espera que los primeros meses sean mejores que el funesto 2020. El debate entre los expertos ya no está en cuándo llegará la tercera oleada, sino en lo grave que será. La incidencia en España subió este jueves hasta los 279 casos por 100.000 habitantes, mientras que el ministerio de Sanidad comunicó 148 nuevos decesos. Algunas comunidades, como Extremadura, comenzarán el año con nuevas restricciones. Más de 11.000 enfermos de covid-19 pasaron la noche en hospitales españoles, 2.018 de ellos en las UCI.

 “2021 tendrá un principio mucho peor que el de 2020, pero esperemos que un final mucho mejor”, escribió en su cuenta de Twitter el virólogo Adam Kucharski, que justo cuando empezó el año acababa de publicar un ensayo titulado Las reglas del contagio. “Manteneos a salvo ahora que llega un nuevo año”, agregó. Reino Unido es precisamente uno de los países que vive uno de los momentos más duros de la pandemia, con los hospitales desbordados y una incidencia desbocada por una nueva cepa mucho más contagiosa.

Cada año, decenas de miles de aficionados a los tebeos se intercambian en estas fechas las últimas viñetas de la tira Calvin y Hobbes, que Bill Watterson dibujó durante una década y que sigue siendo considerada una de las cumbres del cómic periodístico. Aquella histórica página se publicó el 25 de diciembre de 1995, hace ahora 25 años, en cientos de periódicos de todo el mundo y mostraba a Calvin y su tigre en un paisaje invernal, completamente nevado. “Es un mundo mágico, Hobbes, viejo amigo. ¡Vamos a explorarlo!”, exclamaba el niño. Nunca ha sido tan verdad como en las tristes celebraciones de este funesto e interminable 2020 que por fin se acaba.

El País
Guillermo Altares
Madrid, España / México
Jueves 31 de diciembre de 2020.


El presidente Andrés Manuel López Obtrador consideró que la posibilidad de legalizar la interrupción del embarazo a nivel nacional, debe resolverse en una consulta ciudadana y no en el Congreso.

En su última rueda de prensa de 2020, el titular del Ejecutivo estableció que su gobierno no impulsará una reforma legal en ese sentido y que las mujeres interesadas en el tema tendrían que solicitar una consulta ciudadana para definir el tema.

No hay una limitación para que se manifiesten las que están a favor de estos cambios en la legislación, hay libertad absoluta y en temas muy polémicos, lo mejor siempre he sostenido, es que se consulte a los ciudadanos. que no se imponga nada, que todo sea de acuerdo a la  decisión mayoritaria de las personas y en este caso de las mujeres, que decidan con libertad, que no se imponga nada", explicó el presidente.

No aumentará la tortilla en el primer bimestre de 2021

Dijo que el Estado Mexicano no será el que tome la iniciativa para garantizar las condiciones legales para que las mujeres que decidan interrumpir el embarazo lo hagan en condiciones adecuadas de seguridad y de salud.

Deberán ser las mujeres interesadas en promover esas modificaciones legales las que deberán buscar que se realice una consulta ciudadana en ese sentido.

Y en este caso, repito, a las mujeres, y hay mecanismos para poder solicitar una consulta. La constitución lo establece, en el Artículo 35 se reúne un número determinado de firmas, se solicita una consulta y esa consulta puede ser vinculante y lleva a que se modifiquen las leyes o no, dependiendo de la opinión de las mujeres", insistió López Obrtador.

Incluso, dijo el titular del Ejecutivo, la decisión no debe recaer en el Congreso, sino en la ciudadanía que vote en una consulta pública.

Aún existiendo una representación legal, legítima como lo es el Poder Legislativo, consideró que en estos casos lo mejor es la aplicación de la democracia participativa. Hay forma de hacerlo", sentenció.

Gasolinas, tabaco y refrescos aumentan 3.3%

El presidente respondió así al ser cuestionado sobre su opinión de la legalización en Argentina de la interrupción del embarazo que aprobó el Senado de ese país.

Excélsior
Ciudad de México
Jueves 31 de diciembre 2020.


Puebla cierra este año 2020 con alzas en los precios de productos básicos como el azúcar, huevo, leche y tortilla, en tanto que los alimentos de temporada sobre todo cárnicos y vegetales registraron ajustes.


El azúcar es uno de los productos que reflejó una mayor alza en su precio, toda vez que, en enero de este mismo año, el bulto de 50 kilogramos se cotizaba en 765 pesos, mientras que este mes llegó a los 850.62 pesos.

De esta manera, el costo del endulzante aumentó 11.19 por ciento, según registros del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM).

La tortilla es otro de los productos de consumo básico que reflejó un aumento en el precio, ya que en el arranque de este año costaba 10.60 pesos el kilogramo; en la última semana de diciembre de este 2020, el kilo de este alimento alcanzó un costo promedio de 11.20 pesos.

A su vez, el precio de la leche pasteurizada reflejó un ligero ajuste, luego que en mayo costaba y subió a 18.85 pesos en el mes de julio.

El kilogramo de huevo en la central de abasto actualmente se cotiza entre los 28 a 30 pesos, según datos del SNIIM.

Carlos Julián Sosa Spínola, presidente del sector Alimentos, Bebidas y Agroindustria de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), expuso que uno de los alimentos con mayor alza fue el arroz que el año pasado oscilaba entre los 15 a 18 pesos y en 2020 se comercializó entre los 20 a 22 pesos el kilo.

Expuso que diciembre es un mes en que se ajusta el precio de los productos de la canasta básica, sobre todo alimentos de temporada como son carnes, frutas y vegetales en función de la demanda.

Milenio
Verónica López
Puebla, México
Jueves 31 de diciembre de 2020.


El presidente informó que el martes viene otro envío de las dosis de Pfizer

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió difundir un calendario por edades para que los mexicanos conozcan el periodo en que les tocará la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 y estimó que para abril la mayoría ya habrá recibido el fármaco.

"Van bien las gestiones para que sigan llegando las vacunas de modo que nos vamos a apurar, y yo pienso que para abril ya vamos a estar vacunados la mayoría de los mexicanos. Para abril, porque ya estamos haciendo acuerdos, ya van a empezar a venir muchas vacunas, muchas muchas.

"El martes viene otro envío de vacunas de Pfizer. Y en esta misma semana vamos a saber ya sobre la adquisición de 12 millones de dosis para tres meses de la vacuna CanSino, 12 millones para tres meses, de enero a marzo".

El mandatario dijo que pedirá a los responsables de la Secretaría de Salud que elaboren un calendario por edades sobre la aplicación de las vacunas.

"O sea que nos va alcanzar a todos, mientras, hay que cuidarnos. Yo les voy a pedir a los responsables de Salud a ver si para el martes próximo que traigan ya con más información un calendario por edades, para que cada mexicano sepa cuando más o menos les va a tocar", agregó.

Reforma
Jorge Ricardo
Ciudad de México
Jueves 31 diciembre 2020.


Llueve sobre ‘Cien años de soledad’

Álvaro Santana-Acuña, de la Universidad de Austin, donde se guarda el legado de García Márquez, publica en inglés una reveladora biografía de la novela

Álvaro Santana-Acuña nació en La Laguna (Tenerife) hace 43 años. Probablemente esa es la ciudad canaria más lluviosa, pero fue en Harvard, en 2007, donde asoció el diluvio con Cien años de soledad, la principal novela de Gabriel García Márquez, en la que llueven hasta mariposas. Diluviaba sobre Harvard cuando él tenía que reunirse con la directora de su tesis y le vino a la cabeza el inmenso chubasco sobre Macondo, así que cuando la profesora le hizo esa sugerencia (“¿Por qué no trabajas en un proyecto sobre cómo Cien años de soledad se convirtió en un clásico?”) no pudo decirle que él ya había tenido la misma ocurrencia viendo llover en Harvard.

Lo cuenta en una atmósfera bien macondiana, el parque García Sanabria de Santa Cruz. Él entró en contacto con la literatura del Nobel mientras estudiaba con el profesor Daniel Duque en el Instituto Cabrera Pinto de La Laguna. Duque lo puso a trabajar sobre El coronel no tiene quien le escriba, y fue en una de aquellas clases donde escuchó por primera vez el nombre de Aracataca, donde suceden la lluvia, las mariposas, los grandes árboles, las piedras prehistóricas, la fábrica del hielo y otros milagros que conforman el mundo de Macondo y de Cien años de soledad. A partir de ahí leyó este libro cuya vida ha sido su obsesión como estudiante en Harvard y, ahora, como profesor e investigador en Austin (Texas), donde se guarda el inmenso archivo de Gabriel García Márquez.

Consecuencia de esa obsesión por lo que sucedió en Macondo es Ascenso a la gloria, biografía de ‘Cien años de soledad’, que acaba de salir en inglés (Columbia University Press) y cuya versión en español prepara ahora. “Del libro me fascinó la fluidez, y, en mi adolescencia, las descripciones de la vida sexual de los personajes, de los olores… En mi tierra es fácil tener esa sensación de que estás en lo que se cuenta en Cien años de soledad”.

Lectores concernidos

¿No será que todo lector de esa novela ve en ese libro algo que le concierne? “Ese es el gran secreto de la novela y la gran dificultad de lo que supone escribir en literatura. En la entrevista que le dio a Luis Harss [autor de Los nuestros, primera indagación en lo que se acabaría llamando el boom] ya cuenta García Márquez, que aún no la había escrito, que se siente capaz de poder escribir una novela que integrase lo sensible, el héroe, las batallas, el amor, el drama, la comedia, la tragedia, la alegría. Son los elementos que hacen falta para lograr algo que llegue a muchos lectores… Como dice Natalia Ginzburg, en los años sesenta la novela burguesa estaba en crisis y García Márquez innova desde la vuelta al pasado. Como comenta Domingo Pérez Minik, Gabo propone un trabajo revolucionario porque devuelve la novela a su esencia más básica, que es el narrar”.

“Sufre cuando escribe la novela. Pasó miseria. Ya había cerrado su contrato con Carmen Balcells y sabía que el boom estaba en marcha. Trato de descifrar en mi libro ¿qué ocurrió en el verano de 1965 para que Gabo se sentase a escribir la novela? Carmen Balcells viaja de Barcelona a México y se reúne con todos los editores y escritores para cerrar contratos con ellos. [José Manuel] Caballero Bonald le había contado en 1962 que por ahí andaba ese joven escritor… Es visible. Sus libros se van vendiendo, y él está convencido de que ese que lo mantiene sin sueño será un trancazo. Y le dice a Plinio Apuleyo: ‘Este es nuestro momento”. Santana-Acuña relata los estados de ánimo de Gabo, su obsesión por no perder el tiempo, y en junio de 1966 hace en México una lectura. El periódico que da la noticia de esa lectura en la UNAM lo anuncia como Gabriel García. Él quería “que digan si les gusta o no aquellos que no me conocen..., y ahí fue cuando se convenció de que la novela era buena”. “Fabulosa”, le dijo el editor de Sudamericana, Paco Porrúa. Y empezó un boca a boca inmenso.

Sin un dato fuera de lugar, como un entomólogo pinchando mariposas, Santana-Acuña cuenta esa historia de éxito del clásico del siglo XX. “Es un libro rabiosamente humano. Gabo no solo escribió una novela buena. Es que publicó muchas novelas buenas. Y uno tiene donde elegir”. En ninguna, por cierto, llovió tanto, y eso es lo que él sintió, cuando se decidió a hacer su trabajo sobre el ascenso a la gloria de Cien años de soledad mientras llovía sobre Harvard como llovió una vez en Macondo. Y como tantas veces llueve sobre La Laguna.

El País
Juan Cruz
Tenerife, España
Miércoles 30 diciembre 2020.


En 24 horas se reportaron 396 nuevos casos de Covid-19 en Puebla

En el municipio de la Sierra Norte se desbordó el Covid-19 por la fiesta de la feria en donde no se guardó ninguna medida sanitaria.

De acuerdo a la información que emitió la Secretaría de Salud del estado, los municipios con el mayor número de casos Covid-19 es Puebla Capital, al tener 866 pacientes en atención médica. Seguido por Chignahuapan con 75 contagios, este municipio se desbordó por la fiesta de la feria en donde no se guardó ninguna medida sanitaria.

Atlixco y San Martín Texmelucan tienen 38 casos activos. El primer municipio instaló la Villa Mágica, mientras que el segundo enfrenta el problema con los tianguistas, pues se niegan a retirarse.

San Pedro Cholula reportó 28 casos y en comparación con el 23 de este mes, el número de contagios disminuyó pues habían reportado 36 pacientes. Al igual que San Andrés Cholula disminuyó el número de casos, pues al corte del 23 de este mes reportaron 39 atenciones y actualmente atienden a 22 personas.

Tehuacán de tener 32 contagios al corte del 23 de este mes, actualmente reporta 19 atenciones. Huejotzingo mantiene 15 pacientes hospitalizados, mientras Cuautlancingo disminuyó sus contagios pues actualmente tiene 13 de 18 que tenía al corte del 23 de este mes.

Sin embargo, Izúcar de Matamoros aumentó los contagios de coronavirus, al corte del 23 de diciembre reportó seis atenciones médicas, actualmente mantiene 13 hospitalizados.

Huauchinango y Teziutlán disminuyeron sus contagios, al corte del 23 de este mes, reportaron 19 y 22 atenciones, respectivamente. Actualmente Huauchinango atiende a 11 personas y Teziutlán a nueve.

Coronango y Ciudad Serdán reportan seis contagios. Acatlán, Acatzingo, Amozoc, Tepeaca y Acajete cinco casos.

Los municipios de Zacatlán, Tecamachalco, San Jerónimo Tecuanipan, Tepexco y Juan C. Bonilla, reportan cuatro atenciones médicas hospitalarias.

Chiautzingo, San Salvador el Verde, Palmar de Bravo, Santiago Miahuatlán, Chietla, mantienen tres personas contagiadas por Covid-19.

Ocoyucan, Xicotepec, Coxcatlán, San Matías Tlalancaneca y Hueytamalco mantiene dos hospitalizaciones.

Las entidades municipales que reportan un caso son 40, entre las que se encuentran Petlalcingo, San Salvador el Seco, Chignautla, Libres, Tenampulco, Ajalpan, Zacapoaxtla.

En 24 horas se reportan 396 nuevos casos de Covid-19 en Puebla

José Antonio Martínez García, secretario de Salud del estado de Puebla, informó que en las últimas 24 horas fueron detectados 396 nuevos contagios y 23 defunciones en las últimas 72 horas; el índice de letalidad es de 13 por ciento, agregó.

Los casos activos entre ambulatorios y hospitalizados suman mil 335, distribuidos en 67 municipios.

Hasta el momento se han procesado 84 mil 40 muestras, resultando 48 mil 469 casos positivos, de los cuales 71 por ciento corresponden a Puebla y zona conurbada, y 63 por ciento se ubican en la capital.

El número de hospitalizados es de 775, de los cuales, 118 requieren ventilación mecánica asistida.

El sector público reportó 277 pacientes; el IMSS atiende a 235; hospitales privados, 85; Issstep atiende a 84; Issste informa 68 pacientes; Hospital Universitario 14 atenciones y Hospital Militar Regional 12 pacientes de Covid-19.

Contraparte
Víctor Gutiérrez
Ciudad de Puebla
Jueves 31 de diciembre de 2020.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter