Al dar la bienvenida a la época navideña, el Rector Alfonso Esparza envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor

Al destacar la más grande fortaleza de la BUAP, la unidad institucional, y reconocer que nos aguardan desafíos, “pero los enfrentaremos desde la solidez que brinda la calidad académica de los programas educativos, la habilitación de los docentes y nuestro vínculo social”, durante el encendido del árbol navideño en el Complejo Cultural Universitario, el rector Alfonso Esparza Ortiz envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor.

En la transmisión en tiempo real para que los universitarios y los poblanos vivieran la tradicional fiesta, afirmó que a ocho meses del inicio de la contingencia sanitaria, la BUAP mantiene sus actividades, por lo que todos los integrantes de la comunidad “podemos sentirnos orgullosos, ya que supimos ser resilientes, aprovechar nuestras fortalezas y atender nichos de oportunidad con determinación y creatividad”.

No obstante, la pandemia por COVID-19 que ha marcado el año 2020 como uno de los más complicados para la humanidad, el Rector de la BUAP aseguró que la Institución logró concluir el año escolar con buen resultado, “fuimos capaces de acompañar a los docentes y alumnos, a quienes les brindamos apoyos económicos y equipos de cómputo e hicimos más ágiles diversos trámites”.

También destacó el trabajo del personal directivo y administrativo, para permitir el buen término del proceso de admisión 2020, en el que se decidió aceptar a todos los aspirantes del nivel medio superior y hace unos días se amplió ese beneficio a 117 licenciaturas, salvo las carreras de mayor demanda.

“Contra todo pronóstico ampliamos la cobertura y estamos redoblando esfuerzos para cumplir con el compromiso de que el conocimiento contribuya al desarrollo de la sociedad”.

Al referir que el encendido del árbol tiene hoy un significado más especial que en otros años, el rector Alfonso Esparza pidió a los universitarios y poblanos enfocar sus energías hacia la gratitud, la solidaridad, la paz, la armonía, el aprendizaje y la fortaleza.

“Deseo a todos los universitarios que puedan disfrutar de la temporada navideña y de la mejor manera y sana posible en compañía de sus seres queridos; les agradezco su esfuerzo y trabajo. Nos encontraremos nuevamente para seguir fortaleciendo el prestigio de la BUAP y cumpliendo la misión de nuestra Máxima Casa de Estudios”.

Expresó además su solidaridad con los universitarios y sus familiares que han perdido la vida por COVID-19. “Nuestros mejores deseos a quienes hoy se encuentran enfermos o enfrentan serias dificultades, y nuestros votos porque la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor”.

“El árbol navideño simboliza la gratitud por lo vivido en el año y la esperanza de un porvenir más promisorio. Que su luz sea símbolo permanente a lo largo de la historia para alumbrar la justicia hacia las mujeres que han sido violentadas. En esta ocasión hago votos porque el 2021 traiga perspectivas económicas, sociales y de bienestar más alentadoras”, deseó el Rector Alfonso Esparza.

Tras el conteo regresivo -10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1-, el rector Alfonso Esparza encendió el árbol navideño con más de 100 mil luces led. La canción del cascanueces abrió esta actividad, seguida de un rock sinfónico. Las luces del monumental árbol se iluminaron al ritmo de la música. Los buenos deseos de los asistentes a esta actividad virtual inundaron la red de mensajes de prosperidad, felicidad y unión familiar.

Por medio de la transmisión de Facebook de la página del Complejo Cultural Universitario (CCU), integrantes de la comunidad universitaria y cientos de familias poblanas y de otros estados, como Yucatán y Michoacán, pudieron disfrutar desde la comodidad de su hogar de esta tradicional festividad decembrina en la BUAP, en un ambiente un poco inusual, pero desbordada de calidez.

El árbol navideño tiene 35 metros de altura y 12 metros de ancho, más de 7 mil metros de guía de pino, 5 mil esferas multicolores, 150 esferas doradas, 50 estrellas, 12 mil metros de escarcha, más de 150 mil foquitos led, una estrella de tres metros en la punta, 3 mil conexiones y 3 mil metros de cable.

Este año, el tema de decoración del Complejo Cultural Universitario es un jardín encantado. El árbol de navidad marca el inicio del paseo por este espacio y las cascadas de luces iluminan el camino. Conforme avanzan las horas de la noche van apareciendo los diferentes integrantes de este jardín encantado como renos, ardillas y bellotas.

De manera previa al encendido del árbol navideño, más de 2.6 mil usuarios observaron algunas presentaciones artísticas de las compañías del CCU, las cuales también se proyectaron en la mega pantalla frente al estacionamiento principal del CCU, como la interpretación de la canción El Burrito Sabanero interpretada por el Coro de Niños (COCCUNI) y la Orquesta Sinfónica de la BUAP (OSBUAP).

“Feliz Navidad”, una presentación colaborativa del Coro Sinfónico BUAP-CCU, la Compañía de Danza Contemporánea BUAP-CCU (CODACO) y la Compañía Titular de Teatro BUAP-CCU (COTEATRO); así como “Ilumina”, un performance digital sobre la refracción de la luz como metáfora de resiliencia ante el 20/20, en el que participaron integrantes de la OSBUAP, CODACO y COTEATRO.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 25 de noviembre de 2020.


•    La lectura ejercita nuestro espíritu y nos enseña a ser libres e iguales

•    Más de 230 actividades multidisciplinarias dan vida a la Fiesta del Libro y la Rosa 2016, que se realiza este 23 y 24 de abril en cinco sedes de la UNAM

La educación y la cultura son derechos humanos como la salud, la vivienda y la alimentación, y México aún está en deuda con los 4.4 millones de analfabetas mayores de 15 años, señaló el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Durante la inauguración de la Fiesta del Libro y la Rosa 2016, que este año conmemora los 400 años del aniversario luctuoso de Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y del inca Garcilaso de la Vega, aseguró que leer nos hace conscientes de la realidad de nuestros semejantes, nos permite acceder a otros puntos de vista, ejercita nuestro espíritu y nos enseña a ser libres e iguales.

Por ello, destacó, queda pendiente atender a esos 4.4 millones de mexicanos que no saben leer ni escribir. Son “nuestros molinos de viento reales y debemos combatirlos”, sostuvo.

En el Centro Cultural Universitario (CCU), recordó que José Vasconcelos, rector de la Universidad en 1920 y hasta 1924 secretario de Educación, realizó una amplia campaña de alfabetización y publicó una biblioteca de clásicos universales, en un país que entonces contaba con 89 por ciento de analfabetos.

Con toda seguridad, abundó Graue Wiechers, en ese tiempo existían otras necesidades, pero para Vasconcelos fue válido y con ello inició una revolución cultural y educativa que ayudó a formar el país que hoy tenemos.

“Ese aliento debe continuar si queremos reformar el México al que todos aspiramos”, aseveró.

Por ello, consideró que toda iniciativa que invita a leer, a presentación de libros, coloquios internacionales de lectura y al encuentro de nuevos escritores, es siempre una buena noticia y motivo de celebración, dijo.

El rector invitó a todos los presentes a disfrutar de la Fiesta del Libro y la Rosa que celebra año con año el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, instituido por la UNESCO el 23 de abril.

Por primera vez, la fiesta tiene un invitado de honor: la Ciudad de México, que a través de su Secretaría de Cultura ha articulado diversas propuestas literarias y artísticas para sumarse a esta celebración y a su carácter diverso y plural, como lo es también esta metrópoli, llena de contrastes y sorpresas.

El secretario de Cultura capitalino, Eduardo Vázquez agradeció ser invitados a esta fiesta porque “la Universidad, además de ser la gran difusora del libro y la lectura, ha dibujado a la Ciudad de México.

“Le ha dado corazón, identidad y forma. La Universidad ha sido inspiración de las transformaciones sociales y culturales de la Ciudad de México”, resaltó.

En tanto, la coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM, María Teresa Uriarte, invitó a esta fiesta que se desarrolla en cinco sedes: el CCU, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, la Casa del Lago Juan José Arreola, el Centro Cultural Universitario Tlatelolco y el Museo Universitario del Chopo, donde estarán cerca de 100 expositores con más de 30 mil títulos, además de distintas actividades artísticas.

Uriarte recordó que es parte de la tradición catalana intercambiar rosas y libros el 23 de abril, día en que se conmemora la muerte de San Jorge.

La leyenda cuenta sobre el heroico acto de un caballero llamado Jorge, que se enfrentó a un dragón para salvar a la princesa de Capadocia (el lugar varía según donde se cuente la historia). El caballero mató a la bestia y del cuerpo sin vida de la bestia nació una rosa, que el valiente héroe obsequió a la princesa.

Es por ello que este día se acostumbra que los hombres regalen una rosa a las mujeres; y ellas a su vez un libro a los varones. Esto último se implementó en conmemoración de los escritores mencionados.

Cervantes y Shakespeare feministas

Posteriormente, el rector Graue se trasladó a la Casa de las Humanidades, en Coyoacán para asistir a la lectura comentada “Leyendo a Cervantes y a Shakespeare feministas”, a cargo de Carmen Carrara, subdirectora de Difusión de la Dirección General de Actividades Cinematográficas-Filmoteca de la UNAM.

Se trató de una mirada novedosa para acercar al público que no ha intentado la aventura de leer las obras de dos de los autores más importantes de la literatura universal, o invitar a quienes sí lo han hecho, a una relectura.

Se eligió el enfoque feminista debido a que en el Subsistema de Humanidades de la Universidad se han trabajado –a profundidad y siempre a la vanguardia– los estudios de género, a que se han publicado numerosos títulos y se ha investigado profusamente a ambos escritores.

La lectura dio comienzo con una breve introducción a partir de la vida de Cervantes para resaltar la maravillosa complejidad de su obra, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, y darle contexto. Para referir el tema de las mujeres en esa obra cumbre, Carrara seleccionó personajes como Dulcinea del Toboso, Dorotea y la pastora Marcela.

En el encuentro también participó el coordinador de Humanidades, Alberto Vital Díaz, quien sostuvo que el género está muy presente, con los más variados matices, en estos autores de origen español e inglés.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 23 de abril de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter