La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y la Embajada de España en México acordaron el desarrollo de un proyecto de investigación y colaboración para conocer el desarrollo de la educación en América.

El rector de la máxima casa de estudios, Alfonso Esparza Ortiz, explicó que, durante un encuentro virtual con el embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, se estableció el acuerdo para el desarrollo del proyecto “La Corona y la Universidad en América".

    “En reunión virtual con el Embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, acordamos que nuestra Universidad forme parte del proyecto: ‘La Corona y la Universidad en América’. Estoy seguro que será una acción coordinada de gran valor histórico”, destacó el rector de la BUAP.

Actualmente, la máxima casa de estudios mantiene una estrecha colaboración con España y, en particular, con instituciones de educación superior para reforzar la academia y la investigación, así como el desarrollo de proyectos conjuntos en diversas áreas del conocimiento.

La BUAP cuenta con un acuerdo con la Universidad de León, de España, que permite el intercambio estudiantil y docente, la realización de videoconferencias, proyectos en línea, investigaciones conjuntas y actividades académicas y científicas.

En su momento, Esparza Ortiz destacó que, en la actualidad, la colaboración interinstitucional dejó de ser una estrategia aislada para convertirse en un efectivo mecanismo para potenciar fortalezas y alcanzar los objetivos de la educación superior.

Resaltó la importancia de modificar el paradigma educativo que hoy se sustenta en el saber, como valor máximo, y voltear la mirada al aprender a aprender, “una competencia indispensable para los actuales alumnos y las nuevas generaciones”.

Aseguró que los retos actuales hacen indispensable la colaboración entre las instituciones para sumar fortalezas, compartir ventajas y brindar un servicio pertinente que asegure la formación de egresados competitivos, flexibles y capaces de seguir aprendiendo.

    “Por eso me satisface que este convenio incluya entre sus propósitos la realización de intercambios y actividades académicas virtuales, a través del aprovechamiento de la tecnología en la información y comunicación”, expresó Esparza Ortiz.

Milenio
Jaime Zambrano
Puebla, México
Sábado 16 de enero de 2021.


El rector de la máxima casa de estudios resaltó que se cumplieron con los pagos de todas las prestaciones.

El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, dio a conocer que el gobierno del estado que encabeza, Miguel Barbosa Huerta, incumplió con la entrega de su parte del incremento salarial para los trabajadores de la institución; sin embargo, a partir de diferentes estrategias se cumplió y ningún colaboraron fue afectado.

A través de su cuenta de Twitter, el rector de la máxima casa de estudios destacó que la BUAP inicia este fin de semana su periodo vacacional correspondiente a fin de año y resaltó que se cumplieron con los pagos de todas las prestaciones.

Esparza Ortiz agregó que la BUAP maneja los recursos con transparencia y destacó que cumple en tiempo y forma con todos los compromisos que tiene con sus trabajadores, colaboradores y docentes.

“Nos vamos de vacaciones con la satisfacción de haber cumplido con todos los pagos a nuestros trabajadores. El gobierno del estado no entregó su parte del incremento salarial. Nosotros sí cumplimos. La BUAP se refrenda como un modelo en el manejo transparente de sus recursos”, destacó el rector en sus redes sociales.

En febrero de este año, la BUAP acordó con la Asociación de Personal Académico (Aspabuap) un aumento de 3.4 por ciento directo al salario y acciones para realizar mejoras de las condiciones laborales.

El aumento se aplicó tanto para los más de cuatro mil docentes como para los más de tres mil trabajadores administrativos y de apoyo de la máxima casa de estudios.

La máxima casa de estudios pagó a sus trabajadores administrativos y académicos 75 días de aguinaldo, las primas vacacionales y las dos quincenas de diciembre.

La institución informó que cumplió en la primera quincena de diciembre con todos los pagos y prestaciones de fin de año con sus trabajadores, docentes y personal jubilado.

Los calendarios escolares aprobados por el Consejo Universitario de la BUAP, para nivel medio superior, superior y posgrado, establecen que el inicio de clases de los periodos Primavera 2021 será el 4 de enero.

El periodo Primavera 2021 se extenderá hasta el 7 de mayo de 2021; mientras que el periodo Otoño 2021 se extenderá de del 19 de mayo hasta el 2 de junio; y el periodo Otoño está programado del 16 de julio al 26 de noviembre.

La máxima casa de estudios del estado contempla que los días inhábiles serán el 1 de enero; el 1 de febrero; 12 y 15 de marzo; 1, 2 y 3 de abril; 1, 5, 10 y 15 de mayo; 16 de septiembre; 1, 2 y 15 de noviembre; mientras que se programaron tres periodos de receso de actividades, del 29 al 31 de marzo; del 5 al 23 de julio y del 16 al 31 de diciembre de este año.

Milenio
Jaime Zambrano
Ciudad de Puebla
Domingo 20 de diciembre de 2020.


Estudiar en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla nos da una competitividad integral, nos hace personas recursivas: doctora Jazmine Arévalo


Egresada de la Licenciatura en Biomedicina, de la Facultad de Medicina, la doctora Jazmine Arévalo se suma a los egresados BUAP que con orgullo reconocen los aportes y trascendencia que dejó en su formación una institución como la Máxima Casa de Estudios en Puebla y que ahora le permite no sólo hacer investigación de la fisiología humana, sino competir con pares de cualquier parte del mundo.

Con un interés por las enfermedades poco comunes que aquejan al riñón y que afectan sólo al 0.001 por ciento de la población, la doctora Jazmine Arévalo ha concentrado su interés científico en el desarrollo de tratamientos que brinden una esperanza a pacientes con estos padecimientos, a través del trabajo que desarrolla en Barcelona con un equipo de especialistas del Instituto de Investigación del Hospital Vall d'Hebron (VHIR), donde actualmente se desempeña.

“Creo que el programa académico de la carrera en Biomedicina que ofrece la Universidad nos permite adquirir una competitividad integral, no sólo se trata del conocimiento teórico, sino que también nos enseñan a desarrollar el pensamiento crítico y sobre todo a ser personas recursivas. Esto último vale mucho en el quehacer científico y es algo que enseña muy bien la planta docente de la BUAP”, señala la egresada de esta casa de estudio.

La doctora Arévalo nació en Puebla e inicialmente deseaba estudiar Biología, pues se interesaba en la rama marina, y con esa idea obtuvo una beca de excelencia de la UDLAP, pero poco antes de inscribirse revisó la oferta académica de la BUAP y encontró la carrera de Biomedicina, la cual descubrió que se adaptaba perfectamente a los intereses que tenía: la investigación aplicada.

“Al principio era un poco complicado porque los primeros dos años de la carrera llevamos una formación similar a la de los médicos, mucha anatomía y fisiología humana, mientras que la segunda parte del plan de estudios se enfocaba ya propiamente en la investigación, que es lo que los estudiantes buscábamos desde el inicio. Ese primer enfoque médico nos hacía sentir alejados de nuestro objetivo; sin embargo, con el tiempo logramos valorarlo. Por ejemplo, cuando llegué a la maestría y me comparé académicamente con mis compañeros, me di cuenta que las bases médicas que tenía de la carrera de Biomedicina en la BUAP eran muy valiosas y eso me daba una ventaja porque entendía mejor los procesos fisiológicos”.

En su experiencia, estudiar en la BUAP le dio a la doctora Arévalo bases sólidas para lograr un desempeño óptimo dentro de la ciencia y en especial en el estudio de la fisiología de uno de los órganos más complejos del ser humano, el riñón.

“Recuerdo mucho la clase de Fisiología cuando estaba en la carrera, la impartía el doctor Fabián Galindo, ahí me di cuenta que después del cerebro, el riñón era el órgano más complejo del cuerpo humano, de hecho, el doctor Galindo nos decía que era mejor enfermarse de cualquier otra cosa que del riñón”, refiere.

Al concluir su licenciatura en 2012, Jazmine Arévalo estudió la maestría en Ciencias Bioquímicas en la UNAM, donde trabajó en el laboratorio del doctor Gerardo Gamba. Ahí terminó por delimitar su interés por este órgano e inició en lo que actualmente se desarrolla, el estudio de la fisiopatología renal, es decir, el estudio de las enfermedades y procesos normales que suceden en el riñón.

Posteriormente cursó su doctorado en Bioquímica, Biología molecular y Biomedicina en la Universidad Autónoma de Barcelona, y actualmente trabaja como investigadora postdoctoral en Ninevah Therapeutics, una empresa asociada al Instituto de Investigación del Hospital Vall d'Hebron, en la cual se desarrollan terapias génicas para enfermedades renales hereditarias.

Enfermedades raras del riñón

Los riñones son un par de órganos ubicados en la parte posterior de la pared abdominal. Su función consiste en eliminar los deshechos de la sangre y el exceso de agua (en forma de orina), además de ayudar a mantener el equilibrio de sustancias químicas en el cuerpo. Los riñones también elaboran hormonas que ayudan a controlar la presión arterial y estimulan la médula ósea para que produzca glóbulos rojos.

En el mundo existen aproximadamente unos 850 millones de personas que sufren de una enfermedad renal. Entre los padecimientos poco comunes de este órgano se encuentra la enfermedad de Dent, la hipomagnesemia familiar y el síndrome nefrótico resistente a esteroides, entre otros, los cuales son estudiados en el laboratorio donde trabaja la doctora Jazmine Arévalo.

Las enfermedades raras se definen así cuando su prevalencia, es decir, el número de casos en una población, no supera un determinado límite. Estas enfermedades pueden ser de distintos tipos: congénitas, infecciosas, tumorales, genéticas y degenerativas. Las de tipo genético constituyen el 80 por ciento de la totalidad.

La egresada BUAP detalló que las enfermedades que estudia tienen una incidencia significativa en pacientes pediátricos, quienes usualmente presentan problemas de filtración en los riñones y por lo tanto una pérdida importante de proteínas a través de la orina, lo que conlleva a una serie de problemas metabólicos como deficiencias en el crecimiento.

“Estos pacientes tienen que estar constantemente tomando vitaminas y suplementos, y al no existir un tratamiento efectivo para ellos, a la larga terminan desarrollando una enfermedad renal terminal crónica que requiere de trasplante renal, y si este no funciona tendrán que vivir con diálisis toda su vida”.

En el VHIR, la doctora Arévalo trabaja en el diseño de terapias génicas para curar enfermedades hereditarias raras del riñón, las cuales, al estar representadas por un porcentaje bajo de pacientes, no reciben una inversión adecuada en investigación y desarrollo por parte de las industrias farmacéuticas que las ven como poco rentables. No obstante, estos enfermos existen y requieren de una atención médica y científica esmerada.

“Lo que hacemos en el laboratorio es enfocarnos en estas enfermedades raras de origen genético y tratar de llevar genes al riñón que suplan la función de aquellos que no funcionan, de esta manera intentamos curar, o al menos mejorar la calidad de vida de los pacientes”, explica la doctora Arévalo, quien reconoce que actualmente no existen terapias de este tipo  para el riñón, ya que su estructura es muy compleja, lo que impide llegar a determinadas zonas.

“Es un proyecto ambicioso, pero con mucho potencial, de conseguirlo podríamos aplicar esta tecnología a muchas otras enfermedades renales”, advierte.

Al respecto, la doctora Jazmine Arévalo cuenta con diversas publicaciones en revistas científicas relacionadas con la fisiopatología del riñón, en especial con cáncer renal, tema con el cual se tituló del doctorado, así como artículos de innovación metodológica en el campo.

Amante de la gastronomía y de los viajes, la doctora Arévalo reconoce y mantiene siempre presente sus años como estudiante de la BUAP y añade con una sonrisa franca que el conocimiento y las experiencias adquiridas en esta institución le han permitido llegar hasta donde se encuentra.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 13 de diciembre de 2020.

En sesión solemne del Consejo Universitario, el reconocido jurista mexicano recibió el Doctorado Honoris Causa de manos del rector Alfonso Esparza

El reconocido jurista mexicano Juan Velasquez ofreció sumarse incondicionalmente a la defensa legal de la autonomía de la Institución, tras recibir el grado de Doctor Honoris Causa de la BUAP de manos del rector Alfonso Esparza Ortiz, en sesión solemne del Consejo Universitario, en el Salón Barroco del Edificio Carolino.

Juan Velasquez, quien dijo conocer la lucha de la Máxima Casa de Estudios de Puebla para preservar su autonomía, ofreció su cooperación y la de su equipo jurídico para impedir la injerencia externa en las decisiones de la BUAP.

"Para demostrar cuánto agradezco esta distinción quisiera ofrecer, de manera absolutamente incondicional, que me permitan cooperar en esa defensa legal eficiente que los abogados de la Universidad están llevando a cabo, y para que con estos defensores magníficos y todos ustedes, parte de esta extraordinaria Universidad, salgamos adelante y no nos dejemos atropellar", enfatizó el doctor Juan Velasquez, ante la presencia de las y los integrantes del Máximo Órgano de Gobierno de la BUAP.

El abogado, quien recibió el Doctorado Honoris Causa por su inquebrantable voluntad de hacer valer la ley, y por su defensa de la persona y de los derechos colectivos, manifestó visiblemente emocionado su beneplácito por el galardón, entregado por "una de las mejores universidades de México, con gran prestigio internacional".

"Un día asistí a la BUAP y me maravillaron sus edificios señoriales, la seriedad de sus catedráticos y de sus planes de estudio; pero lo que más me sorprendió fue que todo eso es resultado de recursos económicos limitados, que bien utilizados por la BUAP hicieron que se convirtiera en una Universidad de primer mundo", expresó.

El rector Esparza Ortiz aseguró que el homenajeado, prestigiado abogado penalista y defensor de los derechos humanos, se ha declarado abiertamente un férreo defensor de la autonomía de las instituciones públicas, tal como hizo en el caso de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, donde la claridad de sus argumentaciones y la eficacia de su estrategia impidieron que se le impusiera ilegalmente un órgano de control administrado por el estado.

"Hoy su defensa de la autonomía está más vigente que nunca, es más necesaria que nunca, es más urgente que nunca, porque su mensaje resuena cada vez que quieren atentar contra ella, cada vez que la atacan. Usted es motivo de orgullo, porque abraza los derechos y la ley, mientras sus enemigos la amenazan", expresó.

Esparza Ortiz reiteró que Juan Velásquez Evers logró con esa defensa crear jurisprudencia, lo que constituye una importante arma legal para mantener la vigencia de las autonomías consagradas en la Constitución Política, las cuales es necesario defender contra los embates y las pretensiones autoritarias de quienes no reconocen los límites que la Carta Magna impone al poder político.

"Hoy celebramos que Juan Velasquez haya estudiado Derecho; celebramos que se haya convertido en el destacado abogado que es, porque sus aportaciones al Derecho mexicano son trascendentales, porque su vida deja un legado de profesionalismo, responsabilidad, entereza y humanismo. La comunidad de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla reconoce su valía y agradece su determinación por mantener su deber social y jurídico. Es motivo de enorme satisfacción otorgarle este reconocimiento e incorporar al claustro académico de la BUAP a un jurista de su calidad y prestigio", aseveró el Rector Alfonso Esparza.

Juan Velasquez Evers obtuvo el título de abogado por la UNAM en 1970. Con el tiempo se convirtió en asesor y conferencista en el Colegio de la Defensa Nacional; de igual forma dedicó sus actividades académicas como catedrático extraordinario en el Centro de Estudios Superiores Navales. Como civil, ha sido condecorado en cuatro ocasiones por las Fuerzas Armadas de México.

Su carrera como abogado penalista cuenta ya con más de 50 años de experiencia, con una trayectoria invicta como defensor; ejercicio profesional coronado con su nombramiento como presidente honorario vitalicio de la Academia Mexicana de Derecho. Ha compartido su mirada sobre el quehacer de la abogacía con incontables conferencias, cursos y seminarios. Además, tanto su trabajo de investigación como su práctica, contribuyeron a la modernización del Sistema Penal Acusatorio, inspirando en los jóvenes estudiantes de Derecho un espíritu solidario y altruista que atiende las normativas jurídicas sin descuidar lo que para él es esencial: la vigencia de los derechos humanos individuales y colectivos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 8 diciembre 2020.


Al dar la bienvenida a la época navideña, el Rector Alfonso Esparza envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor

Al destacar la más grande fortaleza de la BUAP, la unidad institucional, y reconocer que nos aguardan desafíos, “pero los enfrentaremos desde la solidez que brinda la calidad académica de los programas educativos, la habilitación de los docentes y nuestro vínculo social”, durante el encendido del árbol navideño en el Complejo Cultural Universitario, el rector Alfonso Esparza Ortiz envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor.

En la transmisión en tiempo real para que los universitarios y los poblanos vivieran la tradicional fiesta, afirmó que a ocho meses del inicio de la contingencia sanitaria, la BUAP mantiene sus actividades, por lo que todos los integrantes de la comunidad “podemos sentirnos orgullosos, ya que supimos ser resilientes, aprovechar nuestras fortalezas y atender nichos de oportunidad con determinación y creatividad”.

No obstante, la pandemia por COVID-19 que ha marcado el año 2020 como uno de los más complicados para la humanidad, el Rector de la BUAP aseguró que la Institución logró concluir el año escolar con buen resultado, “fuimos capaces de acompañar a los docentes y alumnos, a quienes les brindamos apoyos económicos y equipos de cómputo e hicimos más ágiles diversos trámites”.

También destacó el trabajo del personal directivo y administrativo, para permitir el buen término del proceso de admisión 2020, en el que se decidió aceptar a todos los aspirantes del nivel medio superior y hace unos días se amplió ese beneficio a 117 licenciaturas, salvo las carreras de mayor demanda.

“Contra todo pronóstico ampliamos la cobertura y estamos redoblando esfuerzos para cumplir con el compromiso de que el conocimiento contribuya al desarrollo de la sociedad”.

Al referir que el encendido del árbol tiene hoy un significado más especial que en otros años, el rector Alfonso Esparza pidió a los universitarios y poblanos enfocar sus energías hacia la gratitud, la solidaridad, la paz, la armonía, el aprendizaje y la fortaleza.

“Deseo a todos los universitarios que puedan disfrutar de la temporada navideña y de la mejor manera y sana posible en compañía de sus seres queridos; les agradezco su esfuerzo y trabajo. Nos encontraremos nuevamente para seguir fortaleciendo el prestigio de la BUAP y cumpliendo la misión de nuestra Máxima Casa de Estudios”.

Expresó además su solidaridad con los universitarios y sus familiares que han perdido la vida por COVID-19. “Nuestros mejores deseos a quienes hoy se encuentran enfermos o enfrentan serias dificultades, y nuestros votos porque la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor”.

“El árbol navideño simboliza la gratitud por lo vivido en el año y la esperanza de un porvenir más promisorio. Que su luz sea símbolo permanente a lo largo de la historia para alumbrar la justicia hacia las mujeres que han sido violentadas. En esta ocasión hago votos porque el 2021 traiga perspectivas económicas, sociales y de bienestar más alentadoras”, deseó el Rector Alfonso Esparza.

Tras el conteo regresivo -10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1-, el rector Alfonso Esparza encendió el árbol navideño con más de 100 mil luces led. La canción del cascanueces abrió esta actividad, seguida de un rock sinfónico. Las luces del monumental árbol se iluminaron al ritmo de la música. Los buenos deseos de los asistentes a esta actividad virtual inundaron la red de mensajes de prosperidad, felicidad y unión familiar.

Por medio de la transmisión de Facebook de la página del Complejo Cultural Universitario (CCU), integrantes de la comunidad universitaria y cientos de familias poblanas y de otros estados, como Yucatán y Michoacán, pudieron disfrutar desde la comodidad de su hogar de esta tradicional festividad decembrina en la BUAP, en un ambiente un poco inusual, pero desbordada de calidez.

El árbol navideño tiene 35 metros de altura y 12 metros de ancho, más de 7 mil metros de guía de pino, 5 mil esferas multicolores, 150 esferas doradas, 50 estrellas, 12 mil metros de escarcha, más de 150 mil foquitos led, una estrella de tres metros en la punta, 3 mil conexiones y 3 mil metros de cable.

Este año, el tema de decoración del Complejo Cultural Universitario es un jardín encantado. El árbol de navidad marca el inicio del paseo por este espacio y las cascadas de luces iluminan el camino. Conforme avanzan las horas de la noche van apareciendo los diferentes integrantes de este jardín encantado como renos, ardillas y bellotas.

De manera previa al encendido del árbol navideño, más de 2.6 mil usuarios observaron algunas presentaciones artísticas de las compañías del CCU, las cuales también se proyectaron en la mega pantalla frente al estacionamiento principal del CCU, como la interpretación de la canción El Burrito Sabanero interpretada por el Coro de Niños (COCCUNI) y la Orquesta Sinfónica de la BUAP (OSBUAP).

“Feliz Navidad”, una presentación colaborativa del Coro Sinfónico BUAP-CCU, la Compañía de Danza Contemporánea BUAP-CCU (CODACO) y la Compañía Titular de Teatro BUAP-CCU (COTEATRO); así como “Ilumina”, un performance digital sobre la refracción de la luz como metáfora de resiliencia ante el 20/20, en el que participaron integrantes de la OSBUAP, CODACO y COTEATRO.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 25 de noviembre de 2020.


Feministas tomaron las instalaciones del Congreso de Puebla y de la estación de radio de la BUAP para exigir que se aprueben leyes en favor de las mujeres.


Integrantes de colectivos feministas tomaron esta tarde las instalaciones del Congreso local y la estación de radio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), para exigir que se aprueben leyes y se concreten acciones en favor de las mujeres, entre ellas la legalización del aborto.

En su mayoría universitarias, las mujeres advirtieron que mantendrán la ocupación pacífica del edificio legislativo hasta que se concreten acuerdos dentro de una mesa de negociación en la que participen el gobernador, Miguel Barbosa Huerta; el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz; el presidente del Congreso local, Gabriel Biestro, y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

“Informamos a la sociedad poblana que mujeres principalmente universitarias estamos realizando en este momento la toma de radio BUAP y el Congreso del estado, hartas de que los personajes más poderosos de la política local, llámese gobernador o presidente del Congreso, estén más entretenidos en persecuciones a la universidad, cabildeo con los sectores más retrógradas y anti-mujeres de la sociedad poblana, con tal de amarrar votos para las próximas elecciones.

“En campaña prometieron estar del lado de las mujeres, ganaron con el voto de cientos de miles de personas a favor del derecho a decidir, y ahora nos dicen que ‘ellos gobiernan para todos los sectores’ y que estamos condenadas a la muerte y a la esclavitud reproductiva”.

La víspera de que se celebre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, las feministas recordaron que desde hace un año entregaron iniciativas de ley al Congreso local, entra las que figura la interrupción legal del embarazo, que consideran una necesidad urgente, sin que a la fecha se hayan aprobado.

Tras hora y media, las manifestantes se retiraron de la estación de radio, pero convocaron a todos los colectivos a concentrarse en la toma del Congreso local, donde pidieron llevar comida y cobijas para mantenerse “por el tiempo que sea necesario”.

“Asimismo, manifestamos que por única exclusión y con el único fin de evidenciar que de ningún modo nos escuchan, no dañaremos el mobiliario del Congreso ni la radio, y la toma será en resistencia civil pacífica”, aclararon.

Entre las demandas planteadas en el pliego petitorio destaca la realización de una “fuerte campaña de sensibilización” y “concientización” sobre la violencia de género, derechos sexuales y reproductivos y contra la criminalización del movimiento de mujeres.

“Si el gobierno federal está haciendo una campaña de sensibilización sobre la comida chatarra, es aún más urgente una campaña entre las mujeres y hombres de Puebla para atajar la violencia de género”, advirtieron.

De igual manera, demandan una discusión pública de los alcances de la alerta de género y se acepten las propuestas de las universidades, además de integrar la voz de intelectuales “verdaderamente comprometidas” para renovar instituciones como el Instituto Poblano de las Mujeres y el Centro de Estudios de Género de la BUAP.

También, que se expidan nuevas actas de nacimiento en las que se indique primero y segundo apellido, eliminando “apellido paterno y materno”; se duplique el presupuesto a la Fiscalía Especializada en Violencia contra la Mujer; se agregue el género “no binario”; que se reconozca legalmente a mujeres y hombres trans; y se configure como delito la incitación al odio o la violencia contra las mujeres.

Las mujeres reclaman, asimismo, una reforma a la Ley de Educación del estado para que se impartan las materias de género y diferenciación de género, prevención de la violencia de género, caracterización del patriarcado y sus efectos nocivos en la sociedad.

Que se impida ocupar un cargo público a personas que hayan ejercido violencia de género; emitir una ley en la que quede prohibida la diferenciación de salarios entre hombres y mujeres; penalizar la discriminación étnica o de género; castigar esterilizaciones a mujeres indígenas y pobres, y que se duplique el presupuesto de instancias que acompañan a mujeres víctimas de violencia.

Que se apruebe una ley para una paternidad-maternidad responsable y, además, se penalice con mayor severidad a los padres que abandonan a sus hijos; se nombre una comisión inter universitaria para revisar los casos de violencia de género y apoyo a las mujeres víctimas, y una intervención interdisciplinaria para atajar brotes de violencia que se han vivido durante la pandemia.

“Exigimos la resolución de estas demandas, compromisos firmados y acciones reales para poder abandonar la toma de las instalaciones. Nos han quitado todo, sus amenazas y golpes no nos van a mover. No aceptaremos largas”, recalca el pliego entregado este día.

Ibero: 4 mil desaparecidas en cinco años

En un pronunciamiento, el Observatorio de Violencia de Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla exigió incluir evaluaciones externas en torno al cumplimiento, por parte del gobierno estatal, de la Alerta por Violencia de Género (AVG) emitida en la entidad en abril de 2019.

Al indicar que en los últimos cinco años se documentó la desaparición de 4 mil mujeres en la entidad, y en lo que va de 2020 se han contabilizado 57 feminicidios, Rosario Arrambide González, directora del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, dijo que es evidente que la AVG no ha dado resultados para abatir la violencia contra las mujeres en Puebla.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 24 de noviembre de 2020.


Cualquier estudiante puede sufrir distintos tipos de violencia, advierte el titular de la DAU, quien señala las acciones de la Universidad para abatir el problema de la violencia de género, a través de la prevención y el acompañamiento


Aún es menor de edad y su secreto no se advierte a simple vista. Se conduce como cualquier adolescente, pero su dignidad ha sido violentada. Ella vive con sus padres y su hermana mayor. Asiste a la preparatoria, su segundo hogar, donde las horas pasan entre pláticas, clases y actividades que buscan fortalecer su intelecto, pero también su espíritu.

La convivencia diaria le genera confianza en una profesora, con ella las palabras fluyen mejor que en su propia casa, donde la violencia la ejerce su padre, quien decide que sus hijas tienen la “obligación” de cumplir con los deberes maritales, porque según él la madre no lo satisface. La docente conoce esta situación, la aconseja y da parte a sus superiores. Ahora sabe que tiene el respaldo legal y psicológico; sin embargo, las amenazas del hombre que debería protegerla, aún ejercen presión sobre ella.

Cualquier estudiante puede sufrir distintos tipos de violencia, la cual puede ser normalizada, encubierta o no visibilizada, sobre todo en una cultura patriarcal que vincula los roles femeninos a la idea de debilidad o inferioridad, afirma el titular de la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), Juan Carlos Pinacho Cruz, quien subraya que la pandemia por COVID-19 dejó al descubierto el grado de vulnerabilidad que enfrentan mujeres y niñas en sus propios hogares.

En la BUAP, por ejemplo, tan sólo en lo que va de este año se registró un incremento en los servicios de apoyo emocional. Las estadísticas de la DAU refieren que en 2018 tuvieron 3 mil 677 usuarias; en 2019, 3 mil 308; y en lo que va de 2020 un total de 4 mil 126, lo que representa un crecimiento de 25 por ciento.

En 2019, sólo mil 876 hombres utilizaron estos servicios, y en lo que va de 2020 la cifra es de mil 503, lo que refleja, de acuerdo con Pinacho Cruz, una falta de cultura de autocuidado en los hombres, sobre todo en lo emocional. “Suelen delegar el cuidado de su persona a un tercero: la mamá, la abuela, hermana, tía, esposa, novia o hija, ellas son quienes cuidan, y eso está muy vinculado con la forma en la que aprendemos a ser hombres, con esa masculinidad hegemónica y machista”.

En este sentido, la BUAP, que no es ajena ni indiferente a los problemas de violencia y discriminación que enfrentan las y los estudiantes, busca garantizar la igualdad entre los miembros de su comunidad, a través de la creación de protocolos de género, programas, talleres, asesoría legal, terapia psicológica y acompañamiento emocional.

Para llevar a cabo estas acciones, la Universidad se apoya en la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), la Oficina de la Abogada General, la Dirección Institucional de Igualdad de Género (DIIG) y la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU), entre otras instancias que trabajan para evitar la discriminación y la violencia de género dentro de la comunidad, además de impulsar la inclusión de la perspectiva de género en las áreas sustantivas.

Una tarea compleja, pero necesaria

En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, decretado oficialmente por la ONU en 1999, la tarea se observa compleja, sobre todo ante los altos índices de impunidad que hay no sólo en el estado, sino también en el país.

Organizaciones de la sociedad civil OSC reportaron en abril de este año 11 feminicidios al día. Datos del INEGI indican también que 43.9 por ciento de la población femenina ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual y 53 por ciento reporta violencia por parte de un agresor distinto a la pareja.

En lo que va del año hay un registro de 47 feminicidios en Puebla, que se ubicó en la sexta posición nacional con el mayor número de casos ocurridos en los primeros 10 meses del 2020, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del gobierno federal.

Para visibilizar la violencia que sufren las mujeres en el mundo se instauró el Día Naranja, como se conoce a este movimiento, que se conmemora no sólo cada 25 de noviembre, sino cada 25 de mes. En esta fecha se busca movilizar a la opinión pública y a las organizaciones para emprender acciones concretas que fomenten la cultura de la no violencia contra las mujeres y niñas. Respecto a la elección del naranja, este color responde a un anhelo por un futuro brillante y optimista, libre de violencia para todas.

Mucho más allá de las cifras, el trabajo conjunto

Como parte de las acciones que diariamente realiza la Universidad y que han sido impulsadas por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, destaca la línea de emergencia (22 23 44 89 05) de la DAU, que actualmente atiende de lunes a domingo, de 9:00 a 21:00 horas. A través de este canal, los y las estudiantes pueden recurrir de manera inmediata a psicólogos que los escuchan y orientan.

Respecto a los casos donde existe una mayor injerencia, el maestro Pinacho Cruz señala la violencia entre estudiantes, especialmente en relaciones de pareja, y destaca que son principalmente las mujeres quienes buscan el apoyo, sobre todo cuando ya existe ciertos tipos de violencia.

“Cuando ya existe violencia física o psicológica hemos tenido la posibilidad de incidir para romper ese vínculo; sin embargo, el trabajo debe ser constante porque la vulnerabilidad emocional en la que se encuentran esas mujeres las puede hacer propensas a mantener un ciclo de violencia, por eso la importancia de la atención, para reducir riesgos”.

También señaló que cuando un estudiante varón solicita la atención emocional para temas de pareja, regularmente involucra a su novia porque piensa que a partir de la atención que les den mejorará la relación, o bien será a través de las terapias como la novia entenderá que está actuando mal, cuando en realidad el del problema puede ser él.

Otra área en la que han tenido éxito en cuanto a la resolución de casos es en las quejas que se presentan en la Oficina de la Abogada General (OAG), ya sea por casos de violencia de género y discriminación o por asuntos que implican acoso o bullying por la orientación sexual o la identidad y expresión de género.

“Con ellos y ellas hemos tenido orientación emocional, pero también acompañamiento para que inicien una queja, las cuales sí han derivado en sanciones por parte de la OAG, lo que ha permitido satisfacer a la o al estudiante y continuar su proceso terapéutico. Desgraciadamente, también estamos conscientes que algunos problemas son estructurales y hay casos que salen de toda competencia de la Universidad o incluso implican un delito. Sin embargo, el compromiso por trabajar a favor de una vida libre de violencia y discriminación dentro de la Universidad continúa como uno de los ejes fundamentales de la actual gestión”.

La violencia que día con día mata a las mujeres representa un desafío no sólo para los futuros ciudadanos que se forman dentro de la Universidad, se trata de un reto para el Estado y para la sociedad en su conjunto, por eso la importancia de incluir el análisis y la mirada de la academia desde distintas disciplinas, además de las acciones que buscan promover, proteger y garantizar los derechos humanos con la implementación de políticas y acciones de prevención.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 24 de noviembre 2020.


•    El objetivo es que cada vez más jóvenes tengan acceso a la educación superior pública, en beneficio de sus familias y de su entorno

•    Aspirantes ingresarán a 117 programas educativos sin realizar examen de admisión
 

En un contexto de contingencia sanitaria, y como respuesta a la demanda de educación superior en el estado, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) anunció que, a partir del actual proceso de selección, se implementará en el nivel licenciatura el programa “Rechazo Cero”; por lo que, en caso de cumplir con los requisitos de la convocatoria, todos los aspirantes a 117 programas educativos ingresarán a la casa de estudios sin realizar examen de admisión.

Esta estrategia, impulsada por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, se traduce en miles de oportunidades adicionales de desarrollo académico y profesional para los jóvenes; esto en medio de un entorno económico que ha dificultado las posibilidades de los padres de familia para asegurar a sus hijos una educación de calidad.

El programa “Rechazo Cero” en las licenciaturas de la BUAP viene a sumarse a los esfuerzos que la Institución anunció en agosto del presente año, para recibir también sin examen de admisión a los más de 17 mil aspirantes que solicitaron el acceso a la educación preparatoria, una medida solicitada también al Consejo Universitario por el Rector Esparza Ortiz, y que ha sido reconocida y replicada posteriormente por diversas universidades públicas del país.

Así, la BUAP refrenda su compromiso con la sociedad y con el desarrollo de Puebla y el país; pero, sobre todo, contribuye a reducir las brechas de desigualdad, permitiendo que cada vez más jóvenes tengan acceso a la educación superior pública, en beneficio de sus familias y de su entorno.

En el caso de las licenciaturas, únicamente para las opciones profesionales de mayor demanda, 29 en total, se aplicará el examen de admisión; toda vez que el ingreso en estas alternativas será en función de los cupos establecidos por cada unidad académica. En lo que respecta a los cinco complejos regionales de la BUAP, el examen se llevará a cabo únicamente para la licenciatura de Medicina.

La iniciativa “Rechazo Cero” representa un reto para la Institución en cuanto a la modificación y actualización en los entornos actuales, de los programas y planes de estudio y en la logística necesaria, que asegure la calidad educativa que brinda la BUAP.

Los 29 programas educativos de mayor demanda en la BUAP, en los que sí se requerirá de examen de admisión son Medicina (en Puebla y Tehuacán), Gastronomía, Derecho, Arquitectura, Estomatología, Enfermería, Psicología, Químico Farmacobiólogo, Arte Digital, Artes Plásticas, Cinematografía, las ingenierías Civil e Industrial, Comunicación, Biomedicina, Fisioterapia, Mecatrónica, Nutrición Clínica, Negocios Internacionales, Mercadotecnia y Medios Digitales, Cultura Física, Comercio Internacional, Ingeniería en Sistemas Automotrices, Ciencia Forense, Ingeniería Química, Relaciones Internacionales, Administración de Empresas y Profesional Asociado en Imagenología.

Con el fin de proteger la salud de los aspirantes que requieran hacer el examen de admisión, éste se realizará durante siete días en la ciudad de Puebla, del 1 al 7 de diciembre, en los centros de Convenciones de Ciudad Universitaria y del Complejo Cultural Universitario; mientras que en la sede regional de Tehuacán sólo se realizará el 11 de diciembre.

La aplicación del examen será diaria, con tres turnos y atención limitada de aspirantes por cada turno. Los resultados finales del Proceso de Admisión 2020 y la convocatoria de inscripción se publicarán el 4 de enero de 2021, en la página: www.resultados.buap.mx

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 22 de noviembre de 2020.


Pone a la venta en línea 450 títulos de las diversas áreas del conocimiento, así como de literatura


Con una tradición de más de medio siglo de labor editorial, la BUAP dispone de un catálogo histórico que sobrepasa los mil 500 títulos. Con el fin de no interrumpir esta tarea y el acercamiento de sus ediciones a la comunidad universitaria y al público en general, la Dirección General de Publicaciones (DGP) abre la tienda virtual, con un catálogo inicial de 450 títulos de venta en línea.

El rector Alfonso Esparza Ortiz celebró la inauguración de esta librería, al considerar que la venta en línea es una alternativa para mantener la presencia de las ediciones de la Máxima Casa de Estudios en Puebla, ya que la pandemia por COVID-19 ha afectado diversas actividades, entre estas el circuito comercial del libro.

En colaboración con la Dirección General de Cómputo y Tecnología de la Información y Comunicaciones, la DGP abrió este portal con la venta en línea de 450 títulos, mismos que se prevén incrementar hasta abarcar 700 obras al finalizar 2020.

En la tienda virtual, https://libros.buap.mx/, el público encontrará ofertas, descuentos y promociones, así como novedades de la editorial BUAP y de las ediciones de las unidades académicas de la Institución.

Los 450 títulos en venta abarcan las diversas áreas del conocimiento. Así, el lector encontrará obras científicas, históricas, filosóficas, además de literatura. Entre la piel y el vacío, de Gilberto Castellanos; Abismo del mundo, de Roberto Martínez Garcilazo; El secuestro del poder, el caso de William Oscar Jenkins; Territorio, fiesta y ritual en las cholulas, Puebla; y Violencia de género en la universidad, de Mauricio List Reyes (coordinación), son algunos de los muchos títulos a disposición de los lectores.

En el citado portal la adquisición es segura y el envío es gratis en la compra de 999 pesos. Una de las promociones es la aplicación de un descuento del 50 por ciento en todos los libros al suscribirse por inauguración al boletín.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 12 de noviembre de 2020.

 
Ricardo Moreno Botello       

El estudio del recetario La cocinera de todo el mundo o la cocina sin cocinera,

impreso en Puebla por Juan Nepomuceno del Valle en 1844, nos ha permitido

disfrutar un recorrido que abarcó distintos aspectos de la interesante historia a que

está ligado. En primer lugar el de su origen, como manual de cocina que adoptó el

contenido de uno de los primeros libros de cocina publicados en México, lo

reorganizó y enriqueció, para ofrecer a los poblanos de sectores medios y altos

una síntesis de lo que en materia de alimentación les era más cercano y

preferente: una cocina criolla de un suave mestizaje, siguiendo el modelo ibérico

que predominó durante la colonia y la primera mitad del siglo XIX.

A partir de su origen y durante toda la centuria del diecinueve, este recetario (tanto

como su fuente, el Novísimo arte de cocina) propuso una importante variedad de

guisos y productos que fueron replicándose en otros recetarios poblanos

subsecuentes, y que construyeron a lo largo de los años un gusto consolidado en

torno a determinados platillos. Este aporte, aunado al de otros manuales que a su

vez se nutrieron de fórmulas locales o extranjeras –especialmente ibéricas y

francesas, aunque también italianas y americanas–, dio como resultado un

conjunto de recetas que enaltecieron la cocina poblana y la convirtieron en un

referente nacional e internacional.

La lectura y la comprensión de este tipo de manuales como fuentes para la historia

de la cocina, en particular la poblana, son de especial interés porque nos muestran

algo que por desgracia se pierde con el reduccionismo comercial y turístico que

padecemos hoy en día: el hecho de que Puebla cuenta con una muy variada y

sofisticada cocina criolla ancestral, que rebasa con mucho la limitada oferta de

platillos tradicionales que contienen los menús de restaurantes y fondas en la

actualidad. Asimismo, el conocimiento de este tipo de recetarios permite retomar,

en el seno de los hogares, una amplia gama de sugerencias para mejorar la

calidad de la alimentación y enriquecer el horizonte gastronómico.

Esta revaloración del recetario de Juan N. Del Valle, que condujo a una reedición

integral, con todo y el ejercicio de recreación de una selección de sus recetas

hecha por la academia de la escuela de Gastronomía BUAP, se puede leer y

apreciar con amplitud en el libro Cocinar en la Puebla del siglo XIX. Reencuentro

con La cocinera de todo el mundo, editado por la BUAP y Ediciones EyC, con

estudio introductorio del editor.

Hay que decir que con todo y las particularidades del nuevo siglo (XIX) en materia

de innovaciones tecnológicas e industriales, el paso del mundo colonial al México

independiente no representó una alteración significativa de las costumbres en la

vida privada de las familias, como tampoco en sus hábitos alimentarios. Sin

desconocer los sobresaltos de la dramática vida política del México decimonónico

–donde hay que incluir, además de la Guerra de Independencia, los

levantamientos, cambios de gobierno, invasiones extranjeras y la imposición de un

emperador–, los espacios de la intimidad de las personas en lugares como Puebla

mantuvieron el lento estilo de la vida campestre o el apacible ritmo de los hogares

provincianos. De allí que la cultura culinaria de los poblanos citadinos continuara,

sobre todo, durante toda la primera mitad del siglo, con sus antiguas prácticas de

estilo criollo, ahora llevados al crisol atemperado de un gran libro de cocina que

podremos tener en las manos próximamente.

Puebl@Media
Ricardo Moreno Botello
Ciudad de Puebla, México
Miércoles 11 de noviembre de 2020.

Página 1 de 8

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter