Al dar la bienvenida a la época navideña, el Rector Alfonso Esparza envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor

Al destacar la más grande fortaleza de la BUAP, la unidad institucional, y reconocer que nos aguardan desafíos, “pero los enfrentaremos desde la solidez que brinda la calidad académica de los programas educativos, la habilitación de los docentes y nuestro vínculo social”, durante el encendido del árbol navideño en el Complejo Cultural Universitario, el rector Alfonso Esparza Ortiz envió los mejores deseos para que la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor.

En la transmisión en tiempo real para que los universitarios y los poblanos vivieran la tradicional fiesta, afirmó que a ocho meses del inicio de la contingencia sanitaria, la BUAP mantiene sus actividades, por lo que todos los integrantes de la comunidad “podemos sentirnos orgullosos, ya que supimos ser resilientes, aprovechar nuestras fortalezas y atender nichos de oportunidad con determinación y creatividad”.

No obstante, la pandemia por COVID-19 que ha marcado el año 2020 como uno de los más complicados para la humanidad, el Rector de la BUAP aseguró que la Institución logró concluir el año escolar con buen resultado, “fuimos capaces de acompañar a los docentes y alumnos, a quienes les brindamos apoyos económicos y equipos de cómputo e hicimos más ágiles diversos trámites”.

También destacó el trabajo del personal directivo y administrativo, para permitir el buen término del proceso de admisión 2020, en el que se decidió aceptar a todos los aspirantes del nivel medio superior y hace unos días se amplió ese beneficio a 117 licenciaturas, salvo las carreras de mayor demanda.

“Contra todo pronóstico ampliamos la cobertura y estamos redoblando esfuerzos para cumplir con el compromiso de que el conocimiento contribuya al desarrollo de la sociedad”.

Al referir que el encendido del árbol tiene hoy un significado más especial que en otros años, el rector Alfonso Esparza pidió a los universitarios y poblanos enfocar sus energías hacia la gratitud, la solidaridad, la paz, la armonía, el aprendizaje y la fortaleza.

“Deseo a todos los universitarios que puedan disfrutar de la temporada navideña y de la mejor manera y sana posible en compañía de sus seres queridos; les agradezco su esfuerzo y trabajo. Nos encontraremos nuevamente para seguir fortaleciendo el prestigio de la BUAP y cumpliendo la misión de nuestra Máxima Casa de Estudios”.

Expresó además su solidaridad con los universitarios y sus familiares que han perdido la vida por COVID-19. “Nuestros mejores deseos a quienes hoy se encuentran enfermos o enfrentan serias dificultades, y nuestros votos porque la incertidumbre, el dolor, el desaliento y el rencor den paso a la esperanza, la alegría, el entusiasmo y el amor”.

“El árbol navideño simboliza la gratitud por lo vivido en el año y la esperanza de un porvenir más promisorio. Que su luz sea símbolo permanente a lo largo de la historia para alumbrar la justicia hacia las mujeres que han sido violentadas. En esta ocasión hago votos porque el 2021 traiga perspectivas económicas, sociales y de bienestar más alentadoras”, deseó el Rector Alfonso Esparza.

Tras el conteo regresivo -10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1-, el rector Alfonso Esparza encendió el árbol navideño con más de 100 mil luces led. La canción del cascanueces abrió esta actividad, seguida de un rock sinfónico. Las luces del monumental árbol se iluminaron al ritmo de la música. Los buenos deseos de los asistentes a esta actividad virtual inundaron la red de mensajes de prosperidad, felicidad y unión familiar.

Por medio de la transmisión de Facebook de la página del Complejo Cultural Universitario (CCU), integrantes de la comunidad universitaria y cientos de familias poblanas y de otros estados, como Yucatán y Michoacán, pudieron disfrutar desde la comodidad de su hogar de esta tradicional festividad decembrina en la BUAP, en un ambiente un poco inusual, pero desbordada de calidez.

El árbol navideño tiene 35 metros de altura y 12 metros de ancho, más de 7 mil metros de guía de pino, 5 mil esferas multicolores, 150 esferas doradas, 50 estrellas, 12 mil metros de escarcha, más de 150 mil foquitos led, una estrella de tres metros en la punta, 3 mil conexiones y 3 mil metros de cable.

Este año, el tema de decoración del Complejo Cultural Universitario es un jardín encantado. El árbol de navidad marca el inicio del paseo por este espacio y las cascadas de luces iluminan el camino. Conforme avanzan las horas de la noche van apareciendo los diferentes integrantes de este jardín encantado como renos, ardillas y bellotas.

De manera previa al encendido del árbol navideño, más de 2.6 mil usuarios observaron algunas presentaciones artísticas de las compañías del CCU, las cuales también se proyectaron en la mega pantalla frente al estacionamiento principal del CCU, como la interpretación de la canción El Burrito Sabanero interpretada por el Coro de Niños (COCCUNI) y la Orquesta Sinfónica de la BUAP (OSBUAP).

“Feliz Navidad”, una presentación colaborativa del Coro Sinfónico BUAP-CCU, la Compañía de Danza Contemporánea BUAP-CCU (CODACO) y la Compañía Titular de Teatro BUAP-CCU (COTEATRO); así como “Ilumina”, un performance digital sobre la refracción de la luz como metáfora de resiliencia ante el 20/20, en el que participaron integrantes de la OSBUAP, CODACO y COTEATRO.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 25 de noviembre de 2020.


Feministas tomaron las instalaciones del Congreso de Puebla y de la estación de radio de la BUAP para exigir que se aprueben leyes en favor de las mujeres.


Integrantes de colectivos feministas tomaron esta tarde las instalaciones del Congreso local y la estación de radio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), para exigir que se aprueben leyes y se concreten acciones en favor de las mujeres, entre ellas la legalización del aborto.

En su mayoría universitarias, las mujeres advirtieron que mantendrán la ocupación pacífica del edificio legislativo hasta que se concreten acuerdos dentro de una mesa de negociación en la que participen el gobernador, Miguel Barbosa Huerta; el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz; el presidente del Congreso local, Gabriel Biestro, y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

“Informamos a la sociedad poblana que mujeres principalmente universitarias estamos realizando en este momento la toma de radio BUAP y el Congreso del estado, hartas de que los personajes más poderosos de la política local, llámese gobernador o presidente del Congreso, estén más entretenidos en persecuciones a la universidad, cabildeo con los sectores más retrógradas y anti-mujeres de la sociedad poblana, con tal de amarrar votos para las próximas elecciones.

“En campaña prometieron estar del lado de las mujeres, ganaron con el voto de cientos de miles de personas a favor del derecho a decidir, y ahora nos dicen que ‘ellos gobiernan para todos los sectores’ y que estamos condenadas a la muerte y a la esclavitud reproductiva”.

La víspera de que se celebre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, las feministas recordaron que desde hace un año entregaron iniciativas de ley al Congreso local, entra las que figura la interrupción legal del embarazo, que consideran una necesidad urgente, sin que a la fecha se hayan aprobado.

Tras hora y media, las manifestantes se retiraron de la estación de radio, pero convocaron a todos los colectivos a concentrarse en la toma del Congreso local, donde pidieron llevar comida y cobijas para mantenerse “por el tiempo que sea necesario”.

“Asimismo, manifestamos que por única exclusión y con el único fin de evidenciar que de ningún modo nos escuchan, no dañaremos el mobiliario del Congreso ni la radio, y la toma será en resistencia civil pacífica”, aclararon.

Entre las demandas planteadas en el pliego petitorio destaca la realización de una “fuerte campaña de sensibilización” y “concientización” sobre la violencia de género, derechos sexuales y reproductivos y contra la criminalización del movimiento de mujeres.

“Si el gobierno federal está haciendo una campaña de sensibilización sobre la comida chatarra, es aún más urgente una campaña entre las mujeres y hombres de Puebla para atajar la violencia de género”, advirtieron.

De igual manera, demandan una discusión pública de los alcances de la alerta de género y se acepten las propuestas de las universidades, además de integrar la voz de intelectuales “verdaderamente comprometidas” para renovar instituciones como el Instituto Poblano de las Mujeres y el Centro de Estudios de Género de la BUAP.

También, que se expidan nuevas actas de nacimiento en las que se indique primero y segundo apellido, eliminando “apellido paterno y materno”; se duplique el presupuesto a la Fiscalía Especializada en Violencia contra la Mujer; se agregue el género “no binario”; que se reconozca legalmente a mujeres y hombres trans; y se configure como delito la incitación al odio o la violencia contra las mujeres.

Las mujeres reclaman, asimismo, una reforma a la Ley de Educación del estado para que se impartan las materias de género y diferenciación de género, prevención de la violencia de género, caracterización del patriarcado y sus efectos nocivos en la sociedad.

Que se impida ocupar un cargo público a personas que hayan ejercido violencia de género; emitir una ley en la que quede prohibida la diferenciación de salarios entre hombres y mujeres; penalizar la discriminación étnica o de género; castigar esterilizaciones a mujeres indígenas y pobres, y que se duplique el presupuesto de instancias que acompañan a mujeres víctimas de violencia.

Que se apruebe una ley para una paternidad-maternidad responsable y, además, se penalice con mayor severidad a los padres que abandonan a sus hijos; se nombre una comisión inter universitaria para revisar los casos de violencia de género y apoyo a las mujeres víctimas, y una intervención interdisciplinaria para atajar brotes de violencia que se han vivido durante la pandemia.

“Exigimos la resolución de estas demandas, compromisos firmados y acciones reales para poder abandonar la toma de las instalaciones. Nos han quitado todo, sus amenazas y golpes no nos van a mover. No aceptaremos largas”, recalca el pliego entregado este día.

Ibero: 4 mil desaparecidas en cinco años

En un pronunciamiento, el Observatorio de Violencia de Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla exigió incluir evaluaciones externas en torno al cumplimiento, por parte del gobierno estatal, de la Alerta por Violencia de Género (AVG) emitida en la entidad en abril de 2019.

Al indicar que en los últimos cinco años se documentó la desaparición de 4 mil mujeres en la entidad, y en lo que va de 2020 se han contabilizado 57 feminicidios, Rosario Arrambide González, directora del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, dijo que es evidente que la AVG no ha dado resultados para abatir la violencia contra las mujeres en Puebla.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 24 de noviembre de 2020.


Cualquier estudiante puede sufrir distintos tipos de violencia, advierte el titular de la DAU, quien señala las acciones de la Universidad para abatir el problema de la violencia de género, a través de la prevención y el acompañamiento


Aún es menor de edad y su secreto no se advierte a simple vista. Se conduce como cualquier adolescente, pero su dignidad ha sido violentada. Ella vive con sus padres y su hermana mayor. Asiste a la preparatoria, su segundo hogar, donde las horas pasan entre pláticas, clases y actividades que buscan fortalecer su intelecto, pero también su espíritu.

La convivencia diaria le genera confianza en una profesora, con ella las palabras fluyen mejor que en su propia casa, donde la violencia la ejerce su padre, quien decide que sus hijas tienen la “obligación” de cumplir con los deberes maritales, porque según él la madre no lo satisface. La docente conoce esta situación, la aconseja y da parte a sus superiores. Ahora sabe que tiene el respaldo legal y psicológico; sin embargo, las amenazas del hombre que debería protegerla, aún ejercen presión sobre ella.

Cualquier estudiante puede sufrir distintos tipos de violencia, la cual puede ser normalizada, encubierta o no visibilizada, sobre todo en una cultura patriarcal que vincula los roles femeninos a la idea de debilidad o inferioridad, afirma el titular de la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), Juan Carlos Pinacho Cruz, quien subraya que la pandemia por COVID-19 dejó al descubierto el grado de vulnerabilidad que enfrentan mujeres y niñas en sus propios hogares.

En la BUAP, por ejemplo, tan sólo en lo que va de este año se registró un incremento en los servicios de apoyo emocional. Las estadísticas de la DAU refieren que en 2018 tuvieron 3 mil 677 usuarias; en 2019, 3 mil 308; y en lo que va de 2020 un total de 4 mil 126, lo que representa un crecimiento de 25 por ciento.

En 2019, sólo mil 876 hombres utilizaron estos servicios, y en lo que va de 2020 la cifra es de mil 503, lo que refleja, de acuerdo con Pinacho Cruz, una falta de cultura de autocuidado en los hombres, sobre todo en lo emocional. “Suelen delegar el cuidado de su persona a un tercero: la mamá, la abuela, hermana, tía, esposa, novia o hija, ellas son quienes cuidan, y eso está muy vinculado con la forma en la que aprendemos a ser hombres, con esa masculinidad hegemónica y machista”.

En este sentido, la BUAP, que no es ajena ni indiferente a los problemas de violencia y discriminación que enfrentan las y los estudiantes, busca garantizar la igualdad entre los miembros de su comunidad, a través de la creación de protocolos de género, programas, talleres, asesoría legal, terapia psicológica y acompañamiento emocional.

Para llevar a cabo estas acciones, la Universidad se apoya en la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), la Oficina de la Abogada General, la Dirección Institucional de Igualdad de Género (DIIG) y la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU), entre otras instancias que trabajan para evitar la discriminación y la violencia de género dentro de la comunidad, además de impulsar la inclusión de la perspectiva de género en las áreas sustantivas.

Una tarea compleja, pero necesaria

En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, decretado oficialmente por la ONU en 1999, la tarea se observa compleja, sobre todo ante los altos índices de impunidad que hay no sólo en el estado, sino también en el país.

Organizaciones de la sociedad civil OSC reportaron en abril de este año 11 feminicidios al día. Datos del INEGI indican también que 43.9 por ciento de la población femenina ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual y 53 por ciento reporta violencia por parte de un agresor distinto a la pareja.

En lo que va del año hay un registro de 47 feminicidios en Puebla, que se ubicó en la sexta posición nacional con el mayor número de casos ocurridos en los primeros 10 meses del 2020, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del gobierno federal.

Para visibilizar la violencia que sufren las mujeres en el mundo se instauró el Día Naranja, como se conoce a este movimiento, que se conmemora no sólo cada 25 de noviembre, sino cada 25 de mes. En esta fecha se busca movilizar a la opinión pública y a las organizaciones para emprender acciones concretas que fomenten la cultura de la no violencia contra las mujeres y niñas. Respecto a la elección del naranja, este color responde a un anhelo por un futuro brillante y optimista, libre de violencia para todas.

Mucho más allá de las cifras, el trabajo conjunto

Como parte de las acciones que diariamente realiza la Universidad y que han sido impulsadas por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, destaca la línea de emergencia (22 23 44 89 05) de la DAU, que actualmente atiende de lunes a domingo, de 9:00 a 21:00 horas. A través de este canal, los y las estudiantes pueden recurrir de manera inmediata a psicólogos que los escuchan y orientan.

Respecto a los casos donde existe una mayor injerencia, el maestro Pinacho Cruz señala la violencia entre estudiantes, especialmente en relaciones de pareja, y destaca que son principalmente las mujeres quienes buscan el apoyo, sobre todo cuando ya existe ciertos tipos de violencia.

“Cuando ya existe violencia física o psicológica hemos tenido la posibilidad de incidir para romper ese vínculo; sin embargo, el trabajo debe ser constante porque la vulnerabilidad emocional en la que se encuentran esas mujeres las puede hacer propensas a mantener un ciclo de violencia, por eso la importancia de la atención, para reducir riesgos”.

También señaló que cuando un estudiante varón solicita la atención emocional para temas de pareja, regularmente involucra a su novia porque piensa que a partir de la atención que les den mejorará la relación, o bien será a través de las terapias como la novia entenderá que está actuando mal, cuando en realidad el del problema puede ser él.

Otra área en la que han tenido éxito en cuanto a la resolución de casos es en las quejas que se presentan en la Oficina de la Abogada General (OAG), ya sea por casos de violencia de género y discriminación o por asuntos que implican acoso o bullying por la orientación sexual o la identidad y expresión de género.

“Con ellos y ellas hemos tenido orientación emocional, pero también acompañamiento para que inicien una queja, las cuales sí han derivado en sanciones por parte de la OAG, lo que ha permitido satisfacer a la o al estudiante y continuar su proceso terapéutico. Desgraciadamente, también estamos conscientes que algunos problemas son estructurales y hay casos que salen de toda competencia de la Universidad o incluso implican un delito. Sin embargo, el compromiso por trabajar a favor de una vida libre de violencia y discriminación dentro de la Universidad continúa como uno de los ejes fundamentales de la actual gestión”.

La violencia que día con día mata a las mujeres representa un desafío no sólo para los futuros ciudadanos que se forman dentro de la Universidad, se trata de un reto para el Estado y para la sociedad en su conjunto, por eso la importancia de incluir el análisis y la mirada de la academia desde distintas disciplinas, además de las acciones que buscan promover, proteger y garantizar los derechos humanos con la implementación de políticas y acciones de prevención.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 24 de noviembre 2020.


•    El objetivo es que cada vez más jóvenes tengan acceso a la educación superior pública, en beneficio de sus familias y de su entorno

•    Aspirantes ingresarán a 117 programas educativos sin realizar examen de admisión
 

En un contexto de contingencia sanitaria, y como respuesta a la demanda de educación superior en el estado, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) anunció que, a partir del actual proceso de selección, se implementará en el nivel licenciatura el programa “Rechazo Cero”; por lo que, en caso de cumplir con los requisitos de la convocatoria, todos los aspirantes a 117 programas educativos ingresarán a la casa de estudios sin realizar examen de admisión.

Esta estrategia, impulsada por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, se traduce en miles de oportunidades adicionales de desarrollo académico y profesional para los jóvenes; esto en medio de un entorno económico que ha dificultado las posibilidades de los padres de familia para asegurar a sus hijos una educación de calidad.

El programa “Rechazo Cero” en las licenciaturas de la BUAP viene a sumarse a los esfuerzos que la Institución anunció en agosto del presente año, para recibir también sin examen de admisión a los más de 17 mil aspirantes que solicitaron el acceso a la educación preparatoria, una medida solicitada también al Consejo Universitario por el Rector Esparza Ortiz, y que ha sido reconocida y replicada posteriormente por diversas universidades públicas del país.

Así, la BUAP refrenda su compromiso con la sociedad y con el desarrollo de Puebla y el país; pero, sobre todo, contribuye a reducir las brechas de desigualdad, permitiendo que cada vez más jóvenes tengan acceso a la educación superior pública, en beneficio de sus familias y de su entorno.

En el caso de las licenciaturas, únicamente para las opciones profesionales de mayor demanda, 29 en total, se aplicará el examen de admisión; toda vez que el ingreso en estas alternativas será en función de los cupos establecidos por cada unidad académica. En lo que respecta a los cinco complejos regionales de la BUAP, el examen se llevará a cabo únicamente para la licenciatura de Medicina.

La iniciativa “Rechazo Cero” representa un reto para la Institución en cuanto a la modificación y actualización en los entornos actuales, de los programas y planes de estudio y en la logística necesaria, que asegure la calidad educativa que brinda la BUAP.

Los 29 programas educativos de mayor demanda en la BUAP, en los que sí se requerirá de examen de admisión son Medicina (en Puebla y Tehuacán), Gastronomía, Derecho, Arquitectura, Estomatología, Enfermería, Psicología, Químico Farmacobiólogo, Arte Digital, Artes Plásticas, Cinematografía, las ingenierías Civil e Industrial, Comunicación, Biomedicina, Fisioterapia, Mecatrónica, Nutrición Clínica, Negocios Internacionales, Mercadotecnia y Medios Digitales, Cultura Física, Comercio Internacional, Ingeniería en Sistemas Automotrices, Ciencia Forense, Ingeniería Química, Relaciones Internacionales, Administración de Empresas y Profesional Asociado en Imagenología.

Con el fin de proteger la salud de los aspirantes que requieran hacer el examen de admisión, éste se realizará durante siete días en la ciudad de Puebla, del 1 al 7 de diciembre, en los centros de Convenciones de Ciudad Universitaria y del Complejo Cultural Universitario; mientras que en la sede regional de Tehuacán sólo se realizará el 11 de diciembre.

La aplicación del examen será diaria, con tres turnos y atención limitada de aspirantes por cada turno. Los resultados finales del Proceso de Admisión 2020 y la convocatoria de inscripción se publicarán el 4 de enero de 2021, en la página: www.resultados.buap.mx

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 22 de noviembre de 2020.


Pone a la venta en línea 450 títulos de las diversas áreas del conocimiento, así como de literatura


Con una tradición de más de medio siglo de labor editorial, la BUAP dispone de un catálogo histórico que sobrepasa los mil 500 títulos. Con el fin de no interrumpir esta tarea y el acercamiento de sus ediciones a la comunidad universitaria y al público en general, la Dirección General de Publicaciones (DGP) abre la tienda virtual, con un catálogo inicial de 450 títulos de venta en línea.

El rector Alfonso Esparza Ortiz celebró la inauguración de esta librería, al considerar que la venta en línea es una alternativa para mantener la presencia de las ediciones de la Máxima Casa de Estudios en Puebla, ya que la pandemia por COVID-19 ha afectado diversas actividades, entre estas el circuito comercial del libro.

En colaboración con la Dirección General de Cómputo y Tecnología de la Información y Comunicaciones, la DGP abrió este portal con la venta en línea de 450 títulos, mismos que se prevén incrementar hasta abarcar 700 obras al finalizar 2020.

En la tienda virtual, https://libros.buap.mx/, el público encontrará ofertas, descuentos y promociones, así como novedades de la editorial BUAP y de las ediciones de las unidades académicas de la Institución.

Los 450 títulos en venta abarcan las diversas áreas del conocimiento. Así, el lector encontrará obras científicas, históricas, filosóficas, además de literatura. Entre la piel y el vacío, de Gilberto Castellanos; Abismo del mundo, de Roberto Martínez Garcilazo; El secuestro del poder, el caso de William Oscar Jenkins; Territorio, fiesta y ritual en las cholulas, Puebla; y Violencia de género en la universidad, de Mauricio List Reyes (coordinación), son algunos de los muchos títulos a disposición de los lectores.

En el citado portal la adquisición es segura y el envío es gratis en la compra de 999 pesos. Una de las promociones es la aplicación de un descuento del 50 por ciento en todos los libros al suscribirse por inauguración al boletín.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 12 de noviembre de 2020.

 
Ricardo Moreno Botello       

El estudio del recetario La cocinera de todo el mundo o la cocina sin cocinera,

impreso en Puebla por Juan Nepomuceno del Valle en 1844, nos ha permitido

disfrutar un recorrido que abarcó distintos aspectos de la interesante historia a que

está ligado. En primer lugar el de su origen, como manual de cocina que adoptó el

contenido de uno de los primeros libros de cocina publicados en México, lo

reorganizó y enriqueció, para ofrecer a los poblanos de sectores medios y altos

una síntesis de lo que en materia de alimentación les era más cercano y

preferente: una cocina criolla de un suave mestizaje, siguiendo el modelo ibérico

que predominó durante la colonia y la primera mitad del siglo XIX.

A partir de su origen y durante toda la centuria del diecinueve, este recetario (tanto

como su fuente, el Novísimo arte de cocina) propuso una importante variedad de

guisos y productos que fueron replicándose en otros recetarios poblanos

subsecuentes, y que construyeron a lo largo de los años un gusto consolidado en

torno a determinados platillos. Este aporte, aunado al de otros manuales que a su

vez se nutrieron de fórmulas locales o extranjeras –especialmente ibéricas y

francesas, aunque también italianas y americanas–, dio como resultado un

conjunto de recetas que enaltecieron la cocina poblana y la convirtieron en un

referente nacional e internacional.

La lectura y la comprensión de este tipo de manuales como fuentes para la historia

de la cocina, en particular la poblana, son de especial interés porque nos muestran

algo que por desgracia se pierde con el reduccionismo comercial y turístico que

padecemos hoy en día: el hecho de que Puebla cuenta con una muy variada y

sofisticada cocina criolla ancestral, que rebasa con mucho la limitada oferta de

platillos tradicionales que contienen los menús de restaurantes y fondas en la

actualidad. Asimismo, el conocimiento de este tipo de recetarios permite retomar,

en el seno de los hogares, una amplia gama de sugerencias para mejorar la

calidad de la alimentación y enriquecer el horizonte gastronómico.

Esta revaloración del recetario de Juan N. Del Valle, que condujo a una reedición

integral, con todo y el ejercicio de recreación de una selección de sus recetas

hecha por la academia de la escuela de Gastronomía BUAP, se puede leer y

apreciar con amplitud en el libro Cocinar en la Puebla del siglo XIX. Reencuentro

con La cocinera de todo el mundo, editado por la BUAP y Ediciones EyC, con

estudio introductorio del editor.

Hay que decir que con todo y las particularidades del nuevo siglo (XIX) en materia

de innovaciones tecnológicas e industriales, el paso del mundo colonial al México

independiente no representó una alteración significativa de las costumbres en la

vida privada de las familias, como tampoco en sus hábitos alimentarios. Sin

desconocer los sobresaltos de la dramática vida política del México decimonónico

–donde hay que incluir, además de la Guerra de Independencia, los

levantamientos, cambios de gobierno, invasiones extranjeras y la imposición de un

emperador–, los espacios de la intimidad de las personas en lugares como Puebla

mantuvieron el lento estilo de la vida campestre o el apacible ritmo de los hogares

provincianos. De allí que la cultura culinaria de los poblanos citadinos continuara,

sobre todo, durante toda la primera mitad del siglo, con sus antiguas prácticas de

estilo criollo, ahora llevados al crisol atemperado de un gran libro de cocina que

podremos tener en las manos próximamente.

Puebl@Media
Ricardo Moreno Botello
Ciudad de Puebla, México
Miércoles 11 de noviembre de 2020.

  • Una iniciativa del rector Alfonso Esparza Ortiz, que ha tenido una importante respuesta por parte de la población.
  • Diariamente se toman 47 muestras. Los resultados se entregan por mensajería instantánea en un lapso de 48 a 72 horas.

El martes 3 de noviembre, la BUAP inició la aplicación gratuita y abierta al público en general de mil pruebas PCR en tiempo real, para la detección del virus SARS-CoV-2. Para la toma de muestra, ya sea en vehículo o a pie, se instaló una carpa de atención entre la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU) y el estacionamiento de la Biblioteca Central, una iniciativa del rector Alfonso Esparza Ortiz que ha tenido una importante respuesta por parte de la población.

Lilia Cedillo Ramírez, directora del Centro de Detección Biomolecular, detalló que diariamente se toman 47 muestras en horario de 8:30 a 10:30 horas, de lunes a viernes, y los resultados se entregan vía mensajería instantánea en un lapso de 48 a 72 horas. Dio a conocer que en promedio se reciben de 120 a 150 llamadas diarias para agendar cita, pero se da preferencia a aquellas personas con sintomatología, previa entrevista telefónica.

“Hasta el momento, de 141 muestras que se han tomado entre 30 y 35 por ciento resultaron positivas a la presencia del virus. En este caso, se proporciona un material gráfico, en forma de infografía, con los signos de alerta y factores de riesgo a tomar en cuenta, así como sugerencias y recomendaciones a seguir, como acudir al médico para valoración o aislamiento, según sea el caso”, explicó.

Asimismo, Cedillo Ramírez comentó que para aquellas personas que tengan una urgencia, pues durante 10 días consecutivos hayan presentado claros síntomas de COVID-19, la Universidad puso a su alcance una efectiva prueba rápida y con resultados inmediatos, a través de una toma de sangre.

Las personas que requieran realizarse la prueba deberán agendar previamente su cita al call center, al teléfono 22 22 14 07 25, de lunes a viernes en horario de 8:00 a 17:00 horas, donde serán atendidos por pasantes de la Licenciatura en Medicina, quienes realizarán una entrevista para determinar síntomas sugestivos de COVID-19, tales como fiebre mayor a 38 grados centígrados, tos seca, dolor de cabeza, pérdida del olfato, fatiga o diarrea.

Cabe mencionar que los resultados de estas pruebas de detección forman parte de un proyecto de investigación aplicada sobre aspectos epidemiológicos de este virus, en beneficio de la salud de la comunidad universitaria, así como de las y los poblanos en general. Por lo que, además la BUAP refrenda su compromiso social con la aplicación de las pruebas de manera gratuita desde abril pasado, donde a la fecha ya se han procesado más de 4 mil.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 5 de noviembre de 2020.


•    El rector Alfonso Esparza exige cesen las amenazas y las presiones, para continuar con el trabajo en beneficio de las y los poblanos

•    El Consejo Universitario responde ante los ataques y advierte que se mantendrá unido en defensa de la Máxima Casa de Estudios de Puebla
 
Ante la intromisión constante, los embates y mentiras que buscan descalificar el trabajo que se realiza en la BUAP, el rector Alfonso Esparza Ortiz subrayó que se mantendrá al frente de la Institución y al lado de los universitarios y, sobre todo, advirtió que no se dejará amedrentar por la amenazas y presiones de agentes externos que buscan desestabilizar y controlar a esta casa de estudios.

“Aquí estoy, al frente de esta institución y al lado de los universitarios. Si existen las pruebas que dicen tener desde hace más de un año, de mi supuesta deshonestidad, es momento de presentarlas y dirimirlas ante instituciones verdaderamente independientes y justas. De lo contrario, exijo que dejen de amenazarnos y presionarnos, exijo que nos dejen trabajar en paz, como siempre lo hemos hecho, en beneficio de las y los poblanos”, señaló ante los consejeros universitarios que al unísono de “no está solo” aprobaron un exhorto respecto a la persecución política de la que es objeto el máximo representante de la Universidad.

Durante la novena sesión extraordinaria del Consejo Universitario, el rector Esparza Ortiz recordó que desde el inicio de la actual administración estatal, la Universidad ha enfrentado una de las mayores persecuciones políticas de su historia, la cual ha atentado contra la autonomía, la libertad de cátedra e incluso contra la seguridad y libertad de quienes la integran.

“Como rector de la Universidad he sido objeto de amenazas y de diversas denuncias sin fundamento, contra mi persona y contra mi familia; todo como resultado de mi postura de no renunciar a mi cargo, y de evitar que el gobierno estatal tome el control de esta casa de estudios. Por todo esto, no nos vamos a amedrentar, porque no tenemos nada que esconder y porque estamos seguros de que la justicia siempre va a triunfar, aun en un estado en el que persiste la amenaza del totalitarismo y del régimen dictatorial”, declaró.

Su respuesta se enmarca en el dictamen emitido por miembros de las comisiones estatutarias de Planeación, Supervisión Administrativa, Obras y Crecimiento Físico, Presupuesto, Legislación Universitaria, Honor y Justicia, del Honorable Consejo Universitario, en el que se dio cuenta de las acciones del titular del poder ejecutivo en Puebla y por el auditor superior del estado en contra de la BUAP y del rector Alfonso Esparza, desde diciembre del año pasado a la fecha.

Al respecto, José Manuel Alonso Orozco, director del Complejo Regional Centro, hizo un recuento de las intromisiones que ha realizado el gobierno del estado a través de la coacción de poderes; de igual forma se pronunció el director de la Facultad de Cultura Física, Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, quien señaló los logros alcanzados durante la administración de Alfonso Esparza Ortiz y destacó la democracia participativa que hoy reina en la Universidad, pero esto cambiaría si cae en manos de grupos que buscan hacer de esta un simple botín, a través de amenazas y chantajes.

Ante estos hechos, el Consejo Universitario levantó la voz y de forma contundente directores de las unidades académicas y complejos regionales respaldaron la gestión de Alfonso Esparza, a quien le ratificaron el apoyo y el compromiso de mantenerse unidos para hacer una defensa inflexible a favor de la Máxima Casa de Estudios en Puebla y de su autonomía.

Algunos miembros del Consejo Universitario, como el director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, Alfonso Vélez Pliego, y la directora del Instituto de Física Luis Rivera Terrazas, María Eugenia Mendoza, se pronunciaron incluso porque la Universidad emprenda acciones jurídicas y recurra a otras instancias federales para dirimir las acciones arbitrarias de las que ha sido objeto, ya que en Puebla las instituciones operan bajo los intereses del Poder Ejecutivo.

Aprueban Tercer Informe del Rector Alfonso Esparza

En lo que fue la novena sesión extraordinaria del año, una reunión virtual a través de la plataforma Cisco Webex, fue aprobado el Tercer Informe de Labores del rector Alfonso Esparza Ortiz, que dio cuenta de las actividades desarrolladas durante el tercer año de su gestión 2017-2021, en el cual destacó el posicionamiento de la BUAP como una de las mejores instituciones de educación superior del país, gracias a la alta calidad de sus programas educativos y al crecimiento de la infraestructura física y tecnológica en sus campus y complejos regionales del interior del estado.

Asimismo, fueron relevantes las medidas frente a la actual crisis sanitaria, como la creación de la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus SARS-CoV-2, que promovió medidas integrales para salvaguardar la salud de estudiantes, académicos y administrativos de la BUAP.

En el contexto de la pandemia también sobresalió el otorgamiento de apoyos, como el bono de 5 mil pesos a docentes para la mejora de equipo tecnológico, los estímulos económicos a mil 64 docentes de todos los niveles, o el bono del 25 por ciento del salario base a más de 400 integrantes del personal médico y de servicios que trabaja en el Hospital Universitario y a los integrantes del Centro de Detección Biomolecular.

Otras acciones relevantes del periodo fueron la creación de la Dirección Institucional de Igualdad de Género, que fortalece las estrategias universitarias en materia de perspectiva de género; el incremento de la matrícula en 82.5 por ciento en media superior al implementar el modelo de Rechazo Cero; o la consolidación de los complejos regionales que brindan a las comunidades donde están situados mejores oportunidades de desarrollo y calidad de vida.

Autorizan modificación del Consejo Ciudadano de Estaciones Radio y Televisión

En la novena reunión extraordinaria del Consejo Universitario de la BUAP también se aprobó por unanimidad la modificación de la denominación Consejo Ciudadano de las Estaciones de Radio Concesionadas a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Radio BUAP Puebla, Radio BUAP Chignahuapan y Radio BUAP Tehuacán, por el de Consejo Ciudadano de las Concesiones de Radio y Televisión Otorgadas a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, a fin de incluir los dos nuevos títulos de concesión de televisión a la Universidad el 24 de septiembre de 2019, por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, para prestar el servicio a través de las estaciones XHBUAP-TDT en Cholula y Puebla, y XHTEH-TDT, en Tehuacán, Puebla.

En consecuencia, la BUAP cuenta ahora con cinco concesiones: tres para prestar el servicio público de radiodifusión sonora y dos para el servicio público de televisión radiodifundida digital, mismas que tienen garantizada su independencia editorial, autonomía de gestión financiera, garantías de participación ciudadana, reglas claras para transparencia y rendición de cuentas, defensa de sus contenidos, así como pleno acceso a tecnologías y a la expresión de las diversidades ideológicas, étnicas y culturales.

Además, se acordó la extensión de los periodos de Raúl Godínez Cortés, como defensor de las audiencias, y de Augusto Arturo Villaseñor, como consejero vocal del Consejo, hasta que levanten las acciones extraordinarias implementadas por los gobiernos federal y estatal por la pandemia de COVID-19.

Despacho Deghosa Internacional Consultores, auditor externo de la BUAP

En la misma sesión, el Consejo Universitario de la BUAP aprobó por unanimidad la propuesta para designar al Despacho Deghosa Internacional Consultores S. C., como el auditor externo que tendrá a su cargo la dictaminación de los estados financieros, programáticos, contables y presupuestarios de la BUAP, con respecto a los recursos propios y federales.

De acuerdo con el Máximo Órgano de Gobierno de la Institución, dicha firma cumple con los requisitos de capacidad técnica, independencia y prestigio profesional, además de tener amplia experiencia con instituciones de educación superior, como las universidades autónomas del Estado de México y de Morelos. Asimismo, cuenta con los registros a nivel federal que se requieren para la presentación de informes y reportes.

Continuación de procesos electorales

Para continuar con los procesos de elección de 11 directores de unidades académicas que ya concluyeron el periodo correspondiente para el cual fueron electos, suspendidos por la pandemia por COVID-19, además de renovar a los integrantes de los consejos de Docencia y de Extensión y Difusión de la Cultura, y de los titulares de unidades académicas con periodos por concluir, por unanimidad de votos se aprobó el proyecto “Instructivo para el nombramiento de autoridades personales universitarias y órganos colegiados”.

La Dirección General de Cómputo y Tecnologías de la Información y Comunicaciones (DCyTIC) administrará las plataformas institucionales para las campañas virtuales y la votación será en modalidad virtual o electrónica, mediante un mecanismo de autentificación de identidad, el cual incluye correo institucional y número de celular.

Se plantean tres bloques de elección. El primero comprende los procesos electorales suspendidos, en los que existen candidatos de unidad; en este caso, la Preparatoria Lázaro Cárdenas del Río, el Bachillerato Internacional 5 de Mayo, la Facultad de Artes y el Instituto de Ciencias. El proceso se reactivará en la etapa de campaña electoral, en este bloque también se emitirá la convocatoria para elegir a los integrantes de los consejos de Docencia y de Extensión y Difusión de la Cultura.

En el segundo bloque están las unidades académicas con procesos de elección suspendidos y con más de un candidato en la contienda: las facultades de Ingeniería, Filosofía y Letras, Economía, Psicología, Arquitectura y Contaduría Pública.

En el tercer bloque se valorará la publicación de convocatorias de elección para las unidades académicas en las que sus autoridades concluirán el cargo durante la pandemia. Se trata de las facultades de Ciencias Químicas, Ciencias Físico Matemáticas, Ingeniería Química y Lenguas, así como la Preparatoria Regional Simón Bolívar. Adicionalmente, se incorporará la elección pendiente de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, la cual se encuentra desierta por no tener candidatos registrados.

En otro de los puntos abordados, el Consejo Universitario aprobó la solicitud que realizó un grupo de estudiantes que habitan las Casas del Estudiante Serrano y Carmen Serdán, propiedad de la BUAP, para la renovación del comodato sin fines de lucro de dichos inmuebles, ubicados en la 5 Poniente 310 y 317.

Durante más de 36 años, la Máxima Casa de Estudios en Puebla ha dado albergue a miles de estudiantes foráneos y de escasos recursos, mediante el uso de dichos inmuebles, manteniendo así su compromiso social con los sectores menos favorecidos.

Por otra parte, en la novena reunión del año, el Máximo Órgano de Gobierno de la BUAP aprobó el dictamen de las comisiones estatutarias de Presupuesto, Patrimonio, Supervisión Administrativa, Planeación, Obras y Crecimiento Físico, respecto a las variaciones presupuestales al tercer trimestre de 2020 que sometió a su consideración el tesorero general Oscar Gilbón Rosete. En este se ratificaron las buenas prácticas administrativas y financieras de la Institución que se reflejan en finanzas sanas.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 29 de junio de 2020.


Entre las públicas estatales ocupa el primer lugar, y en el global sólo es superada por la UNAM

En América Latina se ubica en el lugar 22 y a nivel mundial en el 729, de un total de mil 678 instituciones de educación superior en más de 80 países
 

Por su desempeño en la investigación académica, reputación global y regional, la BUAP se posiciona en el primer lugar nacional en el área de Física, segundo lugar en Química y como la segunda mejor universidad de México, por encima de instituciones de educación superior —públicas y privadas— como el Tecnológico de Monterrey, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) o las universidades autónomas de San Luis Potosí y de Nuevo León, de acuerdo con el ranking Best Global Universities 2021, de la revista estadounidense U.S. News & World Report.

En México, la Máxima Casa de Estudios en Puebla se coloca en el segundo lugar de las instituciones de educación superior, con una puntuación global de 43.5, sólo superada por la UNAM, por lo que pasa al primer lugar nacional entre las públicas y privadas estatales.

Con un puntaje general de 59.4 en la evaluación de Física, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla supera a la UNAM, a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y al IPN, gracias a su fortaleza en la producción científica en una amplia gama de tópicos, como el estudio de la materia y la energía: Física de Partículas y Nuclear, Física Matemática, Física Cuántica y Física Teórica.

Además, en el área de Química obtuvo un puntaje general de 33.1, sólo por debajo de la UNAM, superando al IPN y a otras de las llamadas macrouniversidades del país.

En la evaluación del ranking Best Global Universities 2021 de la revista U.S. News & World Report se califican indicadores como reputación global y regional en investigación, publicaciones, libros, conferencias, citas totales, número de publicaciones —que están en el 10 por ciento más citado—, número de artículos que se encuentran entre el 1 por ciento superior más citado o colaboraciones internacionales.

De esta manera, la Universidad se ubica en el lugar 262 a nivel mundial en el área de Física y en el 681 en Química, de un total de 750 universidades del orbe evaluadas en ambos rubros.

A nivel nacional, la BUAP se coloca en el segundo lugar entre las instituciones de educación superior, con una puntuación global de 43.5, sólo por debajo de la UNAM. En la región de América Latina se ubica en la posición 22; mientras que a nivel mundial en el escaño 729, de un listado de mil 678 instituciones de educación superior de más de 80 países.

Puebl@Media
Puebla, México
Martes 27 de octubre de 2020.


Su investigación se centra en el estudio de los sistemas de excitación e inhibición del cerebro con padecimientos neurodegenerativos y mentales

Una vez que un paradigma científico se mantiene por un largo tiempo es difícil cambiarlo, pero una educación de calidad internacional y la constancia aprendida en la BUAP permitieron al doctor Agenor Limón –investigador de la University of Texas Medical Branch (UTMB), en Galveston, Texas– romper un modelo científico: las proteínas que generan actividad eléctrica en el cerebro se mantienen activas después de la muerte.

“Se sabía que cuando una persona fallece las proteínas albergadas en el cerebro se degradan rápidamente, siendo imposible estudiar su función. No obstante, descubrimos que la función de las proteínas, al menos de aquellas partícipes en la comunicación sináptica entre neuronas, se mantienen activas hasta 120 horas antes de ser congeladas y por muchos años en congelación. Eso significa que los cerebros acumulados en los biobancos de todo el mundo pueden ser estudiados a nivel funcional y desarrollar estudios que antes eran impensables”.

Esta es una de las aportaciones a la ciencia realizada por un egresado de la BUAP, cuya línea de investigación se centra en el estudio de los sistemas de excitación e inhibición del cerebro con padecimientos neurodegenerativos y mentales, específicamente con enfermedad de Alzheimer y esquizofrenia.

El doctor Agenor Limón cursó estudios de pregrado y posgrado en la Máxima Casa de Estudios en Puebla: la Licenciatura en Químico Farmacobiólogo, en la Facultad de Ciencias Químicas; así como la Maestría y Doctorado en Ciencias Fisiológicas, en el Instituto de Fisiología, en las cuales obtuvo las distinciones Ad honórem y Cum Laude, respectivamente.

Tras su estancia posdoctoral en la Universidad de California en Irvine, en Estados Unidos, donde fue coautor de artículos científicos en el área de la neurociencia, recibió la invitación para incorporarse a la UTMB. A su ingreso, en 2018, le fue otorgado el Premio Rising STARs del Sistema de la Universidad de Texas.

Reconstruir la actividad eléctrica en el cerebro

No lucha en la Guerra de Troya o dirige una tribu de cananitas en las regiones de Sidón y Tiro, en Líbano, como el personaje de la mitología griega a quien debe su nombre, pero desde su laboratorio el doctor Limón reconstruye con diversas técnicas la actividad eléctrica a nivel molecular de las neuronas de cerebros humanos albergados en biobancos de Estados Unidos, entre estos de las universidades de Washington y de Texas, así como en los centros nacionales de salud.

“Ponemos a prueba los efectos de ciertos fármacos y vemos cómo se alteran y remodelan los receptores. En tanto, para entender la base funcional se emplea un análisis bioinformático, cuyo fin es conocer los cambios moleculares (errores) a nivel de genes en el cerebro humano. Nuestro análisis cubre todo el cerebro para no tener sesgos, porque los cambios que se generan en enfermedades no son localizados en un área en particular”, explica.

¿Cuál es el impacto de su investigación?

Nuestro trabajo es muy significativo para conocer cómo se genera esta actividad eléctrica y el tipo de medicamentos que se van utilizando. Esperamos encontrar fármacos más específicos con los cuales se pueda prevenir o detener la enfermedad neurodegenerativa en cuestión y con ello mejorar la calidad de vida de las personas.

En su carrera científica, el doctor Agenor Limón ha publicado 28 artículos indizados y es miembro de diversas asociaciones, como la American Society for Pharmacology and Experimental Therapeutics y la International Brain Organization.

Destaca que su formación en la BUAP le permitió ser competitivo en el extranjero.

“La educación fue muy buena, tuve maestros excelentes que me dieron las bases del pensamiento crítico para poder hacer la investigación que realizo. Ahora en el Laboratorio de Fisiología Sináptica de Enfermedades Neurodegenerativas y Psiquiátricas estamos rompiendo varios paradigmas. Lo hemos hecho dos veces y vamos por la tercera vez. Eso se debe a la constancia que uno aprende en la BUAP”.

Una promesa científica

Su acercamiento a la BUAP fue a los 16 años, cuando participó en la Olimpiada Nacional de Biología, que organizaba la Institución y la cual ganó dos veces. Allí descubrió el contacto con los científicos. “Al competir en este concurso tenía posibilidades de ingresar a varias universidades, pero me decidí por la BUAP porque estaba muy interesado en investigación y esta institución me permitiría realizar una carrera enfocada en esa meta”.

A la mitad de la licenciatura comenzó a colaborar en proyectos de investigación, “esa es una ventaja que la universidad me dio”. A partir de entonces, su carrera científica no se detuvo. Las aulas de la Máxima Casa de Estudios en Puebla cobijaron y alentaron su curiosidad: entender cómo funciona el cerebro humano, primero desde la Química y después a partir de la Fisiología.

El artículo “Ca2+ Activated K+ Current Density Is Correlated with Soma Size in Rat Vestibular-Afferent Neurons in Culture”, derivado de su tesis doctoral y que fue publicado en Journal of Neurophysiology, ganó el premio “Maximiliano Ruiz Castañeda” 2006 de la Academia Nacional de Medicina de México.

Este trabajo, realizado bajo la dirección de los doctores Rosario Vega y Enrique Soto, consistió en describir por primera vez las características moleculares que generan la actividad eléctrica en las células nerviosas del oído interno. A futuro, permitiría desarrollar nuevos campos de investigación.

“Se pensaba que las células del oído funcionaban simplemente como cables mandando información y los estudios que hicimos demostraron que estas células participan de forma importante en transformar y codificar esa información”.

Posteriormente, realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de California en Irvine, con el doctor Ricardo Miledi, renombrado neurocientífico mexicano y pionero en el estudio de la comunicación entre las neuronas. Allí desarrolló técnicas para estudiar la actividad eléctrica de receptores implicados en la comunicación en las neuronas.

“Nuestro trabajo se consideraba como una Piedra de Rosetta para entender las enfermedades mentales en modelos humanos”. En efecto, esta investigación dio lugar a descubrir que la actividad de los receptores persiste por más de 24 horas, después de la muerte del cerebro.

Esta colaboración le abrió las puertas a una beca de la Fundación Grass para una estancia en Woods Hole, Massachusetts, Estados Unidos, en 2009. Mientras en 2014 obtuvo el Travel Award por el American College of Neuropsychopharmacology, en Estados Unidos.

Para el doctor Agenor Limón, un orgulloso egresado de la BUAP, el tiempo e inversión en investigación son limitados, por ello disfruta de su familia y trabaja en lo que le gusta. “Hacer lo que uno disfruta no es trabajo, es una oportunidad”.

¿Cuáles son sus planes a futuro?

A nivel profesional, mis planes a futuro son asociar los estudios funcionales que estamos realizando con los riesgos genéticos de las personas, para generar diagnósticos tempranos; desarrollar medicamentos para personas afectadas por enfermedades mentales y ser mentor para las nuevas generaciones.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 26 de octubre de 2020.

Página 1 de 8

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter